29 de septiembre de 2017 11:04

Actriz de Hollywood denuncia que le sacaron fotos por debajo de la falda 

La actriz estadounidense Natalie Morales denunció en Twitter que un fotógrafo le sacó fotografías de sus partes íntimas durante la premiere del filme 'La Batalla de los Sexos'. Foto: Instagram/@nataliemoraleslovesfreestuff.

La actriz estadounidense Natalie Morales denunció en Twitter que un fotógrafo le sacó fotografías de sus partes íntimas durante la premiere del filme 'La Batalla de los Sexos'. Foto: Instagram/@nataliemoraleslovesfreestuff.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Infobae - Red de Noticias Albavisión

Natalie Morales estaba feliz en la alfombra roja del preestreno de 'La batalla de los sexos', la película de Jonathan Dayton y Valerie Faris, con Steve Carell y Emma Stone. Todo era alegría, su papel en el superproducción había tenido críticas excelentes.

Sin embargo, su nombre se mediatizó por un hecho desagradable: un fotógrafo aprovechó para bajar la cámara durante su recorrida por la red carpet y la fotografió por debajo de la falda… La actriz denunció lo sucedido en diez mensajes difundidos en Twitter el pasado 25 de septiembre de 2017. 

"Alguien me ha mandado fotografías de lo que considera un 'fallo de vestuario' en la premiere del pasado fin de semana de 'La batalla de los sexos', que había sido uno de los momentos más felices de mi vida hasta el momento", escribió Morales.

"Son fotografías que han tomado a propósito bajo mi falda para conseguir una imagen de mi vagina", siguió, cada vez más enojada.


"Son fotógrafos que van a las alfombras rojas para hacer fotos de mujeres y… ¿avergonzarlas? ¿Por qué tienen un cuerpo debajo de la ropa? Así que ¿vienes a un evento al que he esperado toda mi vida, del que estoy súper orgullosa, para intentar sacar partido de mi cuerpo? ¿Para tu provecho? No estaría bien hacerlo en ningún contexto, pero ya sabes que es una alfombra roja y estoy ahí para ti. Hay un pacto implícito de que voy a promocionar mi película, y tú a hacer fotos que venderás. Fotos para las que estoy posando, que he aceptado. Fotos de mi cara y cuerpo, cubierto por lo que yo quiera. No posé para que bajases la cámara".

"Qué trabajo más horrible y desagradable tienes" , concluyó la actriz.

Luego, el 27 de septiembre de 2017, difundió en la misma red social una declaración sobre lo sucedido. "Podría decir que no tengo comentarios al respecto, pero la verdad es que tengo muchos, así que aquí van", se lee en el texto. 

Morales, estadounidense de ascendencia cubana, dijo que la primera vez que vio las fotos su reacción fue ignorarlas y seguir adelante con su vida. Sin embargo, luego se dio cuenta de que "esto debe pasarles a mujeres todo el tiempo y esta vez no voy a dejar que suceda". 

Aseguró que no dejará que "ese fotógrafo o la gente que compra sus imágenes siga creyendo" que lo que hacen "está bien. No lo está", afirmó. "Este fotógrafo, que no es diferente a los que esperan afuera de los autos de los que salen las celebridades mujeres solamente para tomar fotografías del interior de sus faldas, apuntó su cámara para ver mi vestido", continúo. 

Sobre la posibilidad de que la imagen haya sido capturada por accidente, Morales dijo que el fotógrafo debió hacer "lo que hubiera hecho si hubiese capturado por accidente una imagen de la vagina de su madre, su hija o su hermana" y eliminar la instantánea. 

Reclamó que, en lugar de eso, las fotos de las partes privadas de su cuerpo fueron vendidas "a un sitio que hace dinero tratando de avergonzarme por existir como ser humano, por tener partes íntimas debajo de mi ropa". 

Para la actriz, detrás de lo sucedido hay una problemática que va más allá de las celebridades y es el trato que se les da a las mujeres. "Se trata de cómo las derrumbamos y las reducimos a una suma de partes corporales que son al mismo tiempo sexualizadas y avergonzadas", sentenció. También recordó que no es necesario ser una celebridad para tener estos problemas pues esto les sucede todos los días a mujeres en todo el mundo. 

"Estamos sometidas a un estándar imposible, en el cual nuestros cuerpos y nuestros rostros deben ser perfectos y por un segundo en el que seamos como cualquier otro humano somos destrozadas". Pese a esto, aseguró que a ella no la pueden destruir. "Yo estaba utilizando ropa interior, así que realmente no se puede ver nada, pero si pudieras no estaría avergonzada. Es una vagina, todos salimos de una, no hay nada de qué avergonzarse, pero no les pertenece a ustedes, me pertenece a mi, y no puedes tenerla a menos que yo te lo diga" concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)