2 de marzo de 2018 19:00

Un centenar de músicos de instrumentos de soplo darán un concierto inédito en Cotacachi

Las pallas que se usarán durante este encuentro nacional fueron elaboradas en Cotacachi. Foto: Cortesía Museo de las Culturas

Las pallas que se usarán durante este encuentro nacional fueron elaboradas en Cotacachi. Foto: Cortesía Museo de las Culturas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
José Luis Rosales
Redactor

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Unos 103 intérpretes de Cotacachi, Ibarra, Quito, Latacunga, Ambato, Riobamba, Cuenca, Loja, Guayaquil, de Ecuador, y Pasto, de Colombia, actuarán en el primer encuentro nacional de música de Instrumentos de Soplo Segundo Luis Moreno, que se efectuará durante la Semana Santa, en Cotacachi (Imbabura).

Wilson Haro, compositor, arreglista, pedagogo e investigador, es el autor y director musical de esta cita. Del 25 al 31 de marzo del 2018, los jóvenes músicos de aerófonos de metal y de madera, como tubas, oboes, clarinetes, saxofones, cornos, fagot, flauta tarversa, entre otros, participarán en talleres, capacitaciones, ensayos y presentaciones.

El centenar de intérpretes integrarán la Banda Sinfónica Segundo Luis Moreno, que ofrecerá dos conciertos en esta ciudad, el Viernes y Sábado Santo. En el repertorio se incluirán obras del maestro Moreno, considerado el primer etnomusicólogo del Ecuador. También entregará un repertorio de música sacra internacional.

Sin embargo, uno de los números más esperados será la composición sinfónica Félix Cushcagua, de autoría de Haro. El tema se inspiró en un músico kichwa de la comunidad de Cumbas Conde, Cotacachi. Cushcagua era conocido por su habilidad para tocar la palla y tamboril en la denominada entrada de San Ana, una procesión religiosa que realizaba desde esa parcialidad indígena hasta la urbe, explica Lenin Farinango, del colectivo Waruntzi (Tropa, en español).

Por eso, dentro del reparto instrumental del trabajo musical sobre Félix Cushcagua sobresale la palla, esta especie de rondador pequeño, considerado un instrumento ancestral de Cotacachi, que se usaba durante los rituales de los Yumbos. Los kichwas locales le conocen como el silbido de las aves.

Para esta cita, Álvaro Ibarra fabricó 40 pallas con canutos traídos desde Santo Domingo de los Colorados. Éstas serán interpretadas por músicos de Cotacachi y Otavalo. El compositor Ati Cachimuel señala que es la primera vez que dirigirá un grupo numeroso.

El acalde Jomar Cevallos resalta que se trata de un encuentro intercultural en donde habrá música de autores de Cotacachi, temas sacros e internacionales. También anunció que una de las sorpresas de este encuentro de instrumentos de soplo será una nueva obra de Wilson Haro, que tendrá un mensaje de prevención de riesgos. Comentó que el músico trabaja en una composición que busca recrear los sonidos de un terremoto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)