24 de agosto de 2016 09:35

Mural inspirado en Río 2016 es inscrito por el Guinness como mayor del mundo

El mural de 3 000 metros cuadrados fue inscrito por el Libro Guinness de los Récords. Foto: EFE.

El mural de 3 000 metros cuadrados fue inscrito por el Libro Guinness de los Récords. Foto: EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Los Juegos Olímpicos que Río de Janeiro clausuró el pasado domingo 21 de agosto de 2016 registraron, además de 19 nuevas plusmarcas mundiales y 65 olímpicas, el récord del mayor mural de un grafitero en el mundo.

El mural de 3 000 metros cuadrados que el grafitero brasileño Kobra pintó en el paseo marítimo de Río de Janeiro inspirado en los anillos olímpicos fue inscrito por el Libro Guinness de los Récords como el mayor de su género en el mundo.

La pintura callejera de quince metros de altura y 170 metros de ancho que retrata los rostros de representantes de etnias de los cinco continentes fue un regalo de Kobra a Río de Janeiro con motivo de los Juegos Olímpicos.

La pintura, inaugurada pocos días antes de la inauguración de las justas, exigió el uso de 180 baldados de pintura acrílica, 180 latas de spray y siete elevadores hidráulicos, explicó el Guinness en un comunicado.

El mural, bautizado como Todos somos uno y que ocupa la totalidad de la pared frontal de un estacionamiento abandonado en el puerto de Río de Janeiro a lo largo de una cuadra, retrata los rostros de cinco indígenas, uno por cada continente.

Comienza por uno de la etnia Mulsi de Etiopía (África), seguido por uno de la tribu Karen de Tailandia (Asia), luego uno de los Tapajós de Brasil (América), un cuarto de los Chukchis de Siberia (Europa) y el último de la comunidad Hulis de Nueva Guinea (Oceanía).

La obra, al mismo tiempo, emula los anillos olímpicos y su mensaje complementa el de los principios olímpicos, explicó el muralista de 39 años nacido en Sao Paulo.

El mural del artista callejero más reconocido de Brasil se convirtió en otra atracción del llamado Boulevard Olímpico, que es uno de los principales legados urbanísticos de los Juegos Olímpicos.

Se trata de un nuevo parque que se extiende por gran parte del área que ocupaban las bodegas y los muelles del puerto de Río de Janeiro, que fue totalmente revitalizado siguiendo el modelo de Barcelona y Buenos Aires.

El espacio incorporó importantes museos, incluyendo uno diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava; un acuario y varios espacios culturales.

Kobra inició los trabajos para su gigantesco mural a comienzos de julio con tres miembros de su equipo y lo entregó el 2 de agosto de 2016, a tres días de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos.

Hasta ahora su mayor mural en Brasil era uno que pintó en Macaé, también en el estado de Río de Janeiro, en un espacio de 2 300 metros cuadrados y en el exterior contaba con uno hecho este año en un área de 1 500 metros en Chicago (Estados Unidos). 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)