12 de junio de 2018 00:00

Una muestra reúne el trabajo de ocho fotógrafos europeos

‘Solo a través del otro puedo saber quién soy’ se exhibe desde el sábado 16 de junio del 2018, en el Museo de la Ciudad. Foto: cortesía.

‘Solo a través del otro puedo saber quién soy’ se exhibe desde el sábado 16 de junio del 2018, en el Museo de la Ciudad. Foto: cortesía.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Gabriel Flores
Redactor (I)
gflores@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las fotografías que Hans y Gi Neustätter capturaron en sus viajes por el país se convirtieron en laporelos -secuencias de imágenes en forma de acordeón- que luego pasaron a formar parte de sus álbumes familiares. En estas fotografías se evidencia cómo esta pareja de jóvenes alemanes, que huyó del régimen nazi a mediados de la década del 30, interactuaba con las nuevas personas y paisajes que iban encontrando.

Los laporelos de los Neustätter serán parte de ‘Solo a través del otro puedo saber quién soy. Memorias fotográficas de la inmigración europea al Ecuador (1930-1970)’, exposición que se inaugura el sábado (16 de junio del 2018) en el Hall Rojo del Museo de la Ciudad y que reúne el trabajo de ocho fotógrafos de Suecia, Alemania, Suiza y Letonia, que llegaron al país durante la primera mitad del siglo XX.

Entre los artistas seleccionados por Paulina León, curadora de la exposición, también está Isidor Kaplan, Arthur Weilbauer, Erwin Patzelt, Rolf Blomberg, Gottfried Hirtz y Karl Goldschmid, fotógrafos cuya obra es desconocida por la mayoría de ecuatorianos.

El criterio de selección de las fotografías que realizó León estuvo permeado por el interés de mostrar cómo estos fotógrafos se reconstruían a sí mismos a través de su relación con otras personas y otros paisajes, “Estas imágenes representan -dice- una construcción de la alteridad pero también un ejercicio de cómo mirando al otro se puede volver la mirada a uno mismo”. En ese contexto, el otro son personas, en muchos casos indígenas, pero también el clima, el paisaje o una nueva pareja.

Para Hirtz, por ejemplo, en un inicio el otro fue la Amazonía específicamente las 50 hectáreas de tierra que recibió en el Puyo para que las convirtiera en tierras productivas. En este lugar armó su propio cuarto oscuro (construyendo una especie de cueva en la tierra), exponía las fotografías a la luz y las lavaba en el río. Luego los paisajes quiteños se convirtieron en ese otro donde empezó a reconocerse. Después de montar su estudio en el antiguo Pasaje Royal, en el Centro Histórico, fue contratado para realizar fotografías aéreas de la ciudad y sus alrededores.

Uno de los fotógrafos más conocidos de esta exposición es Rolf Blomberg, quien a lo largo de su vida produjo 20 libros, 38 documentales y cerca de 35 000 fotografías. De esta numerosa cantidad de imágenes, León seleccionó una serie que muestra su relación con personas de distintas etnias.

Como parte de las actividades paralelas a la muestra, se realizará una serie proyecciones cinematográficas. La primera será la del documental ‘An Unkown Country’, de Eva Zelig. La proyección será el 21 de junio, a las 19:00, en la cafetería Mallki (junto al Hall Rojo) Después habrá un diálogo con Alberto Dorfzaun, Pedro Steiner y Manuel Grübel.

El sábado 30, a las 17:00, se realizará la proyección de ‘slides’ de los viajes de Gottfried Hirtz que contará con la participación de su hijo el fotógrafo Christoph Hirtz.

Entre las actividades, que se pueden consultar en la página web del Museo de la Ciudad, está la proyección del documental ‘El Secreto de la Luz’ que contará con la presencia del director Rafael Barriga; un taller de escritura creativa a partir de la apertura de laporelos de Hans y Gi Neustätter; la proyección de la película ‘The Galapagos Affair’; el conversatorio sobre la inmigración, la alteridad y la construcción de nuevas identidades; y un recorrido guiado a cargo de León.

A criterio de la curadora, ‘Solo a través del otro puedo saber quién soy’ también se busca indagar en la condición de ser extranjero y en la fascinación de una mirada que percibe algo por primera vez, con su extraordinaria capacidad de asombro “a través del material artístico producido por los exploradores y las relaciones que entablaron entre ellos y con la escena cultural local en el afán de construir una nueva comunidad de pertenencia”.

La exposición, que estará abierta hasta el próximo 12 de agosto, contó con apoyo de la Unión Europea, la Comunidad Judía y la Red Cultural Alemana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)