6 de junio de 2014 19:31

Una cama japonesa que se adapta al hábitat nacional

Foto: Alfredo Lagla/ el comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0

El futón no es sino una sumatoria de un sofá y una cama. O más bien, es sutil una trasformación, pues de sofá se puede convertir en cama y viceversa.

Es otro mueble que nació de la creatividad y la necesidad de los japoneses, tan escasos de espacio por lo estrecho de los inmuebles donde habitan. 
Un futón es una cama japonesa consistente en un armazón y un colchón plegable que permite otros usos, como el de sofá o el de tumbona. 
A menudo se venden en conjuntos que incluyen el colchón de futón (shikibuton), un edredón (kakebuton) y una almohada (makura). 
Las almohadas en el país asiático se rellenan con judías, trigo negro o abalorios de plástico; en el Ecuador esa no es una práctica común y se rellenan con espuma, algodón o algún otro material sintético, al igual que los colchones y tatamis (colchonetas).
Una tienda especialista en este tipo de mobiliario, DPC Design, acaba de presentar en el mercado un nuevo diseño, que pertenece a

la línea The Futón Show. 
El bastidor de este mueble es de madera de seike; la colchoneta, en cambio, está rellenada con guata (algodón) prensada y forrada con lona y microfibra. Tiene dos medidas: 0,70 x 1,90 y 0,90 x 1,90. 
El precio por unidad varía entre USD 390 y 590.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)