23 de febrero de 2018 00:00

El Microteatro rinde honores a los personajes de Pedro Almodóvar

Itzel Cuevas interpreta personajes de ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ (1988). Foto: Enrique Pesantes /EL COMERCIO

Itzel Cuevas interpreta personajes de ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ (1988). Foto: Enrique Pesantes /EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Alexander García
Redactor agarciav@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Situaciones estrambóticas o extremas, una estética kitsch de colores estridentes y elementos de variada procedencia marcan el montaje de seis obras de pequeño formato que el Microteatro Guayaquil mantiene en cartelera. Las piezas están a tono con la fuente de inspiración: las películas del director de cine español Pedro Almodóvar.

Se trata de un tributo que busca captar la esencia de las cintas, un “traslado en abstracto” del cine al teatro y animar al público a conocer más sobre la obra del cineasta, indicó Jaime Tamariz, director del Microteatro GYE y quien actúa en ‘Viva Kika’.

En la pieza inspirada en ‘Kika’ (1993), Alejandra Paredes interpreta a una mujer que ha sido violada por un actor porno que ha escapado de la cárcel y es parte de un triángulo amoroso con su amante (Tamariz) y una periodista de crónica roja, Andrea Caracortada (Carolina Jaume). La trama, que juega con lo escabroso, extraño e hilarante, adquiere proporciones bizarras.

“Almodóvar exalta el poder femenino y fue clave para hacer a un lado los clichés de lo que representan las mujeres”, indicó Jaume, en su segunda obra para la microescena.

La actriz Itzel Cuevas se desdobla en escena para interpretar a cuatro personajes con distintos vestuarios y sombreros en ‘Mujeres al borde’, una comedia donde el amor o el desa­mor lo enreda y trastoca todo.

‘Amor en tiempos de Almodóvar’ está basada en el filme ‘Los abrazos rotos’ (2009). La pieza presenta a dos actrices que, al grito de “¡acción!”, hablan como españolas, como si grabaran una película. Tras el “¡corte!”, ellas se convierten nuevamente en guayaquileñas.

La pieza cuenta un monólogo erótico absurdo y el amor prohibido entre una actriz y el director del rodaje.

“En las obras hay mujeres muy atractivas, un poco tontas a veces, pero con un gran poder de decisión, al mando de su sexualidad; mujeres que aman al extremo, que arriesgan, se entregan con todo y terminan chocando con una realidad muy fuerte”, señaló Carolina Piechestein.

En esta ocasión, ella utiliza una peluca roja para interpretar a ‘La concejala antropófaga’, quien defiende al sexo ­“como asunto social”, tal como lo expresa en su papel .

El actor argentino Víctor Acevedo interpreta a ‘La Agrado’. Se trata de un personaje travesti de la película ‘Todo sobre mi madre’ (1999) que crece a partir del monólogo de dos minutos que tiene en el filme. En esta puesta en escena, ella se extiende con otras experiencias de la película y se permite contar la forma como llega a Guayaquil para hacer parte del Microteatro.

“Es un personaje que me ha incomodado, le toca ser agradable toda la vida y los gais también nos debatimos un poco en ese dilema”, explica Acevedo.

“Aparte, veo que a la gente le parece muy divertido que haya un ‘maricón payaso’, pero cuando se encuentra con un travesti les resulta supercomplejo”, finaliza el actor argentino.

Micro
Las obras de hasta 15 minutos se presentan de miércoles a sábado, desde las 19:30.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)