3 de February de 2014 19:08

Un ‘me gusta’ puede generar adicción

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Gabriela Buenaño. Redactora

Carlos León Andrade es el jefe de psiquiatría del Hospital Metropolitano de Quito. Para él, la adicción a las redes sociales como el Facebook se puede estudiar como cualquier otra enfermedad, gracias a uno de los avances en el conocimiento del cerebro y su relación con la conducta conocido como el reforzamiento positivo.

Este es probablemente uno de los factores más poderosos en el desarrollo de adicciones e incluso de conductas compulsivas, asegura León y que es también sostenida por otros especialistas en neurociencias.

En el Facebook el reforzamiento positivo se da al colocar en la publicación de un ‘amigo’ el tan esperado ‘me gusta’. Luego de que alguien publica esta declaración, el dueño del perfil comienza a elevar su ego. Por el contrario, cuando no se constata ninguna de estas dos palabras, la persona, que es adicta, comienza a experimentar una sensación de profunda tristeza, depresión y hasta paranoia.

 

[[OBJECT]]

 

La adicción al Facebook es tan nociva, según el psiquiatra, que incluso se ha llegado a constatar que existen competencias sobre el número de amigos con los que se cuenta y se  hace alarde sobre la cantidad de seguidores que se van acumulando. Cada nuevo amigo, cada nuevo seguidor, cada ‘me gusta’ o cada “compartir” de algo que se pone en la red social actúan como un gratificante, como la marihuana, o cualquier droga y su efecto placebo en el interior de la persona.

Según el también presidente del Colegio Latinoamericano de Neuropsicofarmacologia, Carlos León, los adictos a las redes sociales consideran que tener más ‘amigos’ o seguidores los convierte en mucho más sociables y más queridos. Esta creencia genera que el adicto a la red social necesite no solo el reforzamiento positivo que consta en su perfil, sino que la vida de los demás ya es tanto o más importante que la suya. Esta fijación hace que las personas prácticamente vivan conectadas todo el día en su red social.

Finalmente el psiquiatra Carlos León dice que muchos de los 'supuestos amigos de Facebook son solo un nombre y una dirección electrónica'. Aconseja que para disminuir el nivel de dependencia a esta red social hay que comenzar limpiando esa lista de 'amigos' y dejar, aunque sean pocos, los que realmente lo son.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)