21 de marzo de 2015 18:34

El rechazo al Plan Familia fue constante en la Marcha de las Putas

La cuarta edición de la Marcha de las Putas se llevó a cabo en Quito, la tarde del 21 de marzo de 2015. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

La cuarta edición de la Marcha de las Putas se llevó a cabo en Quito, la tarde del 21 de marzo de 2015. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 66
Triste 10
Indiferente 18
Sorprendido 13
Contento 105
Andrés García
Redactor (I)

A los pies del arco de piedra, en el Parque El Ejido, permanecían decenas de carteles con una palabra en común: puta.

Los rótulos, en los que predominó el color rojo, llevaban consignas que hacían denuncias de la violencia de género y también llamaban al respeto de los derechos de las mujeres.

En el medio de los carteles, Ana Almeida, coordinadora de la Marcha de las Putas Ecuador, ultimaba detalles antes de iniciar el trayecto.

Desde las 16:00 de este sábado 21 de marzo, empezaron a arribar decenas de mujeres, y también representantes del género masculino, para participar en la cuarta edición de la Marcha de las Putas.

Almeida dijo que con la marcha se busca denunciar y visibilizar la violencia de género. "Acá le decimos sí a la libertad estética y sí a la libertad sexual de las mujeres".

La cuarta edición de la Marcha de las Putas se llevó a cabo en Quito, la tarde del 21 de marzo de 2015. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Añadió que otro de los objetivos es alcanzar el empoderamiento del cuerpo de las mujeres y cuestionar a la sociedad para que se establezcan responsabilidades frente a la violencia sexual, el acoso callejero y a la violencia de género en general.

Con respecto al Plan Familia, Almeida dijo que ninguna politica debe meterse en los cuerpos de las mujeres.

Al ritmo de los bombos y la batucada, la marcha arrancó pasadas las 17:00. En el ambiente predominó el entusiasmo y la algarabía.

Silbatos, carteles y gritos como "oye baboso, yo escojo a quien me cojo" se escucharon a lo largo del recorrido, que finalizó en la Plaza Foch.

La Marcha de las Putas partió del arco de la Circasiana, en el centro norte de Quito. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

A la concentración se sumaron representantes de movimientos feministas y de mujeres de diversas provincias.

Ese fue el caso de Alexandra Baño, de 40 años, que acudió a la cita con otras 10 compañeras de Tungurahua. La mujer dijo que la marcha pretende concienciar a la sociedad sobre la violencia y reivindicar los derechos sexuales y reproductivos.

En la marcha también se registró una importante presencia de hombres, familias completas y representantes de la comunidad GLBTI.

Kevin Cepeda, estudiante de 21 años, acudió a la cita con su pequeña mascota Ayax para apoyar la manifestación. "Su lucha es muy válida y todos debemos apoyar".

Fernanda Rodriguez, esmeraldeña de 33 años, contó que 15 personas, entre hombres y mujeres, arribaron aQuito para la marcha. "En el futuro queremos replicar la marcha en Esmeraldas".

A pesar de la llovizna, las cerca de 500 personas que participaron en la marcha llegaron al escenario con su mensaje liberador.

La cuarta edición de la Marcha de las Putas se llevó a cabo en Quito, la tarde del 21 de marzo de 2015. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

La cuarta edición de la Marcha de las Putas se llevó a cabo en Quito, la tarde del 21 de marzo de 2015. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Allí, Furia, una rapera feminista originaria del País Vasco, preparaba su presentación mientras llegó la marea humana.

Así, entre gritos en contra del Plan Familia, Alexis Mera y el concepto del hedonismo, la cuarta edición de la marcha logró, al menos por unas horas, que quienes acudieron a la zona de la Mariscal reflexionen sobre la violencia y la libertad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (40)
No (24)