19 de abril de 2017 00:00

Males cardiacos entre las causas de mortalidad de las madres

Jéssica Jaramillo, de 21 años, acudió a la maternidad de corta estancia de Carapungo, para dar a luz a su primer hijo. Foto: Mariela Rosero Ch./ EL COMERCIO

Jéssica Jaramillo, de 21 años, acudió a la maternidad de corta estancia de Carapungo, para dar a luz a su primer hijo. Foto: Mariela Rosero Ch./ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 1
Mariela Rosero
Coordinadora (I)
[email protected]

El 28 de marzo nació Akemi. Su madre Rocío Barón Huerta dio a luz a los 37 años. Por su edad, se preocupó por acudir a chequeos en el embarazo, tomó ácido fólico y medicina contra la anemia y una infección a las vías urinarias.

En el parto hubo una complicación: la nena no lograba salir y absorbió líquido amniótico. Pero esa historia terminó bien. En el país como en el mundo la reducción de la mortalidad materna es una de las prioridades de los Objetivos de Desarrollo Sostenible hasta el 2030.

A diario mueren en el planeta, 830 mujeres por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto. Aunque la cifra se ha reducido en alrededor del 44%, desde 1990 hasta el 2015, según la Organización Mundial de la Salud.

En Ecuador, las principales causas de muerte materna son las enfermedades preexistentes como males cardiacos, lupus eritematoso, cáncer, incluso diabetes descompensada. En porcentaje alcanzan el 24%de estos fallecimientos.

Detrás se ubican las hemorragias obstétricas (20%), trastornos hipertensivos (20%) y complicaciones por aborto no necesariamente clandestino (6%). Así lo explica Jaqueline Calle, subsecretaria de Gobernanza, con cifras del INEC, del 2014, trabajadas por Salud.

Verónica Redín es la directora de la maternidad de corta estancia de Carapungo, en Quito.

En ese centro tienen un promedio de tres partos diarios, se especializan en los que no traen riesgos. No han registrado muertes. Al detectar una alerta de preeclampsia (hipertensión arterial) se comunican con hospitales como el de Calderón, Pablo Arturo Suárez, Isidro Ayora o Enrique Garcés. Y transfieren a la paciente.

Rocío Barón es maestra de primaria y su esposo, de música. Se casaron hace un año y medio. Ella estaba consciente de que su edad podía hacerla más vulnerable a complicaciones. Viven en Carcelén, por eso pensaron que la mejor opción era la maternidad de Carapungo. Aunque los chequeos se los hizo en otro centro.

Los controles son importantes, el Ministerio de Salud recomienda por lo menos cinco, recuerda Redín. Pero cuenta que buena parte de las mujeres que buscan dar a luz en esa maternidad, solo lo ven como un trámite. Se hacen los chequeos las últimas semanas del embarazo. Ellos realizan un censo obstétrico, que les permite hacer visitas domiciliarias a pacientes que presentan riesgos.

Un equipo va en un busca de las mujeres que no vuelven a los controles. Pero -apunta- es decepcionante confirmar que las direcciones que les dejaron no existen o que no viven ahí.

Una gerencia preventiva

La Cartera de Salud, en el 2015, creó una gerencia que se concentra en estrategias para disminuir estas muertes.

Desde 1990 hasta el 2015, 183 países, incluido Ecuador, se pusieron como meta la reducción de la mortalidad materna.

Según Calle, la cifra se redujo en el 71%, se esperaba llegar al 75%.
Al año en el país nacen unos 300 000 niños. Y en el 2015 hubo 150 muertes. Un dato preliminar de Salud indica que en el 2016 hubo 123. Ninguna de 10 a 14 años. La meta mundial es reducir la cifra de muerte materna a 70 por 100 000 nacidos vivos.

“No vamos a desconocer los esfuerzos por reducir la muerte materna. Pero no se han cumplido las metas en la zona rural, con mujeres pobres, indígenas, afros y con poca educación”. Eso señala Virginia Gómez de la Torre, quien integra el Frente Ecuatoriano por la Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos.

Otro punto en el que insistirán con el nuevo Gobierno será en la despenalización del aborto, apunta. “En el país no podemos saber cuál es el porcentaje de mujeres que mueren tras abortos inseguros”.

Sobre el tema, Calle admitió que en Uruguay, en donde el aborto no es ilegal, se ha disminuido la muerte materna, las mujeres pueden acudir a servicios de salud sin la preocupación de ser sancionadas.

“Se evidencia que en países donde no está penalizado no necesariamente hay más abortos porque hay estrategias de planificación familiar, asesoría, educación”, detalló.

La falta de planificación es uno de los puntos, que según el Ministerio aumentan el riesgo de que una mujer fallezca. Además se han identificado otros tres puntos o demoras en la atención en los diferentes servicios de salud.

Así, la primera demora está en la misma mujer y su capacidad de reconocer que tiene una hemorragia o cefalea u otra condición que podría poner en riesgo su vida. La segunda es la dificultad para transportarse a un hospital; la tercera depende del establecimiento de salud, de si se toman decisiones correctas y a tiempo.

Las alertas

Preeclampsia 
afecta a la embarazada. Atenta si sus pies y manos se hinchan.

El peso debe ser controlado en el embarazo. El ginecólogo le sugerirá una dieta especial.

La planificación es necesaria, debe haber un período adecuado entre un hijo y otro.

Un plan para el parto le dejará saber con quién dejará a sus hijos y cómo se movilizará.

Después del parto asesórese y elija un método anticonceptivo, quizá una ligadura, etc.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)