Una vivienda docente que utiliza la madera 

La fachada frontal muestra las características de la vivienda. Foto: José Mafla/EL COMERCIO

La fachada frontal muestra las características de la vivienda. Foto: José Mafla/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 50
Ricardo Cabezas. Redactor (I)

La utilización de madera en la construcción de viviendas en las zonas fría y cálida del Carchi se vuelve frecuente. Más aún cuando una de las concepciones de los constructores es mantener el estilo tradicional de las casas de campo.

Vicente Almeida, arquitecto de Tulcán, sostiene que cuando no presenta defectos, la madera es capaz de absorber la humedad.

Las propiedades térmicas y acústicas mejoran la durabilidad. “Se trata de un material noble, cálido y amigable con el ecosistema”. 


No obstante, este material debe recibir tratamiento antihumedad y antipolillas o xilófagos para mejorar su resistencia y durabilidad 


Las características térmicas de la madera consiguen crear ambientes templados: cálidos durante el invierno y frescos en el verano.

Estas propiedades, más las acústicas que posee este elemento, mejoran la calidad de vida de una vivienda. 
 Almeida agrega que la madera atenúa mucho los ruidos del exterior, pues acondiciona y absorbe las ondas sonoras evitando la reverberación, que es lo que amplifica el sonido.


Pero la madera tiene más bondades: es una materia prima ecológica, reciclable y biodegradable y decorativa. Además, puede ser utilizada en los interiores y exteriores ya que es moldeable, adaptable y económica, explica Almeida.


En La Concepción, población con clima cálido ubicada al suroccidente de Carchi, en una granja experimental de la Universidad Politécnica Estatal del Carchi, una vivienda de madera es la atracción. 


Fue levantada sobre cimiento de concreto; sin embargo, toda la estructura es de madera. Se usaron troncos trabajados para lograr gran resistencia. Tanto en el interior como en los exteriores, las paredes se recubrieron con tablilla.

La estructura se sustenta en vigas de grandes dimensiones, que cumplen normativas europeas en cuanto al cálculo de luz y carga y a sus flechas de flexionado.

Son estructuras sólidas que, al caminar sobre el piso superior, no producen vibración ni ruidos. 
Este sistema constructivo permitió instalar un tejado acorde con el diseño.

La cubierta de teja de pizarra se asienta sobre cerchas simples.
Los pisos de la planta baja son de cerámica, ideal para los climas cálidos pues refrescan el ambiente.

En este piso se distribuyen un estudio, una sala, una cocina-comedor y un baño social. En la planta elevada funciona un amplio dormitorio.


Los amplios ventanales brindan luminosidad a este espacio que alberga a docentes que realizan investigaciones en este sector, limítrofe con Imbabura. 


Para Jayson Palma, responsable de la granja, la vivienda es sana, mantiene la temperatura y no atenta contra el entorno.

No olvide las casas de madera son más baratas que las de hormigón armado y bloque. 

Es más rápido construir con este material que con otro. Eso significa ahorro en tiempo y mano de obra.

Es ecológica, amigable con el ambiente. Una casa de madera respira, ya que absorbe y expulsa la humedad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (30)
No (2)