8 de mayo de 2017 14:33

Londres explora la desconocida faceta periodística de Charles Dickens

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

El museo londinenses de Charles Dickens (1812-1870) presentó este 8 de mayo del 2017 la exposición Restless Shadows (Sombras inquietas), la primera dedicada a explorar la faceta "distinta, interesante y muy amplia" como periodista y activista del aclamado escritor inglés.

Así lo explicó a Efe su comisario, John Drew, quien indicó que la intención de la muestra -que podrá verse desde mañana, 9 de mayo, y hasta el próximo 29 de octubre en la capital británica- es revelar un aspecto de Dickens "desconocido para el gran público" y en el que muestra un estilo "más impresionista y moderno" que en sus novelas.

El periodismo recorrió toda la carrera de Dickens, desde sus primeros días como corresponsal parlamentario (1831-34) hasta sus años como editor de las revistas semanales Household Words (1850-59) y All the Year Round (1859-1870).

La exposición recoge una amplia colección de artículos, discursos y cartas en la que se refleja esta dilatada trayectoria, todos ellos procedentes de los archivos del museo y de la Universidad de Buckingham.

Drew atribuyó la ignorancia generalizada sobre esta vertiente del británico a que en la "jerarquía de la literatura, el periodismo se sitúa por debajo de la novela", aunque aseguró que en los últimos años está ganado "reputación" y que esa tendencia esta "comenzado a cambiar".

La muestra pone de manifiesto que "los problemas sociales y la lucha de la clase obrera de Londres" no eran temas que se limitaban a la novelas de Dickens, sino que también fueron objeto de sus "artículos y discursos a lo largo de su vida".

En plena revolución industrial en Inglaterra y habiendo sufrido en carne propia el trabajo infantil como resultado de las deudas de su padre, el escritor retrató en muchas de sus obras las vicisitudes de los pobres, creando una nueva consciencia social en la época victoriana.

Drew sostuvo que Dickens disfrutaba con el género periodístico pues en él podía "escribir sobre cosas de las que quizá no pegaba que escribiera en sus novelas" y opinó que su estilo, en este aspecto, era "más modernista y experimental".

Además, el comisario explicó que era un estilo que le permitía combinar con facilidad escribir sobre temas "muy duros, gráficos y tristes" con "toques de humor e ironía" que, a su parecer, eran "extraordinarios".

Además de los trabajos del autor, otra de las piezas destacadas del conjunto es el bastón de madera que Dickens utilizó en la década de 1860, un "símbolo de su activismo" pues con su ayuda recorrió las calles de Londres para "enfrentarse cara a cara con las personas que sufrían en las calles" y buscar "nuevas ideas" sobre las que escribir.

Sombras inquietas convive en el museo -que fue la casa donde el autor vivió con su esposa y tres hijos entre 1837 y 1839 y donde escribió, entre otras obras, 'Oliver Twist' (1938) y 'Nicholas Nickleby' (1938)- con la colección permanente, la más completa del mundo material relacionada con Dickens.

El escritor se trasladó a esa casa tras publicar 'Los papeles póstumos del club Pickwick' (1836) -que le catapultaron a la fama- y en ella se conserva, entre otros muchos muebles y objetos originales del creador, el escritorio en el que posteriormente llevaría a cabo 'Grandes esperanzas' (1861).

Considerado por muchos académicos como el mejor escritor británico del siglo XIX, Dickens, que en sus últimos años hacía giras mundiales para leer sus obras sobre el escenario, murió a los 58 años convertido en una "celebritie", tal y como declaró hoy la directora del museo, Cindy Sughrue.

Su obra, que nunca ha dejado de publicarse, influyó en muchos de sus contemporáneos, como los rusos León Tolstói y Fiódor Dostoievski, y sigue siendo referencia en los escritores británicos modernos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)