10 de octubre de 2016 07:04

La ley debe pulir la propuesta para las bibliotecas

La Biblioteca Nacional, que funciona en la Casa de la Cultura, está cerrada desde abril. Foto: Archivo EL COMERCIO

La Biblioteca Nacional, que funciona en la Casa de la Cultura, está cerrada desde abril. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Gabriel Flores

El Alcance al Informe para Segundo Debate del proyecto de Ley Orgánica de Cultura, que se discute en la Asamblea Nacional, contiene tres artículos y una disposición transitoria relacionados con las bibliotecas. Juntos proponen una red que articule el funcionamiento de estos repositorios.

Eduardo Puente, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Bibliotecarios; César Chávez, bibliotecario del Centro Cultural Benjamín Carrión; y José Vera, responsable de la Biblioteca Ecuatoriana Aurelio Espinosa Pólit, reflexionan sobre los temas que deberían incluirse en la ley.


Biblioteca Nacional
La Biblioteca Nacional, que está cerrada desde abril de este año, debería convertirse en el ente rector en esta materia. Es la conclusión de Puente. Subraya que se debería proponer a la Biblioteca Nacional como custodia del depósito legal -es decir, que todo libro con ISBN (número estándar internacional de libros) vaya a la Biblioteca Nacional, como ocurre en otros países-; ahora, este papel lo suple la Espinosa Pólit.

Chávez, por su parte, sostiene que se debería incluir la creación de una Biblioteca Nacional; para él la actual no es tal. “La Casa de la Cultura se hizo cargo del fondo de lo que fue la Biblioteca Nacional. Pero buena parte ni siquiera existe”. 
Sistema Nacional 
de Bibliotecas 
Desde 1986 hasta el 2014, el país contó con el Sistema Nacional de Bibliotecas (Sinab).

En el proyecto de ley se propone que los municipios gestionen las bibliotecas públicas/comunitarias del ex Sinab y además la creación de una Red de Bibliotecas. 
En este último punto, Puente y Chávez coinciden en que no se debería hablar de una red sino de un sistema. Más allá de la semántica, Chávez sostiene que pensar en un sistema es más adecuado porque permite que cada biblioteca mantenga su autonomía y así se fomente la colaboración.


Para Vera, igualmente, sería más práctico que existiera un sistema pero lo importante -dice-, es que las bibliotecas pequeñas tengan un modelo, que en otros países está dado por la Biblioteca Nacional. 
Profesionalización 
de los bibliotecarios 
Los estudios de pregrado en Bibliotecología se reparten entre la U. de Guayaquil; la U. Laica Eloy Alfaro, de Manabí; la U. del Azuay, la U. Técnica Particular de Loja y la U. Católica del Ecuador, en Quito (como una mención en la carrera de Ciencias Históricas).


Respecto a este tema, Chávez propone que en la ley se tomen en cuenta dos aspectos: uno, que permita a los bibliotecarios acceder a estos estudios de pregrado y posgrado en universidades públicas; y otro, que reconozca la formación autodidacta. 
Puente comenta que se está trabajando desde el Ministerio de Cultura con las autoridades de la Universidad Central para abrir una carrera en esta institución. Lo óptimo es que un bibliotecólogo dirija una biblioteca y no como ahora que son dirigidas por gente formada en otras áreas.


Articulado


Art. 38 De las bibliotecas.  
Se considera biblioteca a un centro organizado que custodia y dispone de acervos bibliográficos y documentales en varios soportes, que incluyen repositorios de hemerotecas, mediatecas, cinematecas, fonotecas y archivos digitales, entre otros, que satisfacen la necesidad de información, educación, investigación y conocimiento de la ciudadanía (...).


Art. 39 De la Red de 
Bibliotecas.  La Red de Bibliotecas estará integrada por la Biblioteca Nacional, que la preside, las bibliotecas públicas y aquellas que reciban fondos públicos (...).


Art. 40 De la gestión y desarrollo de las biliotecas.  El ente rector del patrimonio dictará la política pública para la gestión de las bibliotecas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)