20 de octubre de 2014 20:30

Actriz de 'The Walking Dead' ayudó a desarticular red de proxenetas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
El Tiempo de Colombia
Logo GDA

Una despedida de soltero para un pedófilo millonario estadounidense en Cartagena. Esa fue la trama de una operación que en mayo pasado permitió la desarticulación de una red de colombianos que ofrecía servicios sexuales de menores de edad.

Todo el operativo quedó grabado en un reportaje de la cadena estadounidense ABC que dio cuenta de la labor de la ONG norteamericana Operation Underground Railroad (OUR), que colaboró con las autoridades colombianas para recuperar 17 menores de edad víctimas de explotación sexual.

Al frente de esa organización está Tim Ballard, un norteamericano exagente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), quien trabajó durante 12 años en operaciones encubiertas. Luego de su retiro, creó la ONG para seguir en su especialidad: dar con redes de trata de personas y ya ha dado resultados en países como Haití, Nicaragua, Guatemala y Ecuador.

Ballard fue la cara de la trama montada en Cartagena en mayo pasado y fue el encargado de convocar a voluntarios estadounidenses, entre ellos, Laurie Holden, quien participó en las primeras tres temporadas de la serie de televisión ‘The Walking Dead’.

Según muestra el reportaje de la ABC, Ballard, Holden y otros norteamericanos montaron una falsa despedida de soltero en una casa de Cartagena a la que llegarían, luego de una negociación con un proxeneta, menores de edad para sostener relaciones sexuales.

La misión de Ballard fue hacer el contacto y pagar el dinero, cerca de USD 3 000. La de Holden, quien usó una peluca negra para evitar ser reconocida, acompañar a las menores mientras agentes del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía colombiana procedía a las capturas.

El operativo fue exitoso, según evidencia el documento periodístico. 17 de las mujeres que se encontraron en la casona eran menores de edad, entre los 12 y los 17 años, que fueron dejadas en manos de funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

“Hablé con algunas de ellas y les pregunté qué edad tenían. Algunas 12, otras 13, la mayoría 14. Una de las niñas entró, me abrazó y comenzó a llorar. Entonces me puse a llorar también”, declaró la actriz a la ABC.

En los últimos días, las autoridades desarticularon una red de explotación de niños en Cartagena, en la que fue capturada una ex reina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)