16 de noviembre de 2014 13:10

¿Por qué Julien Blanc es llamado el hombre más odiado del mundo?

Julien Blanc es un coach y asesor de citas que enseña a los hombres a seducir mujeres. Por sus métodos violentos es considerado también el 'hombre más odiado del mundo'. Foto: Facebook

Julien Blanc es un coach y asesor de citas que enseña a los hombres a seducir mujeres. Por sus métodos violentos es considerado también el 'hombre más odiado del mundo'. Foto: Facebook

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 145
Triste 6
Indiferente 11
Sorprendido 15
Contento 30
Diario La Nación de Argentina
Logo GDA

Julien Blanc se ganó el apodo del 'hombre más odiado del mundo', según la revista Time, por su trabajo como coach y asesor de citas. Este hombre, que enseña a seducir mujeres con una estrategia bastante polémica, fue expulsado de Australia y Brasil y en el sitio Change.org ya tiene tres pedidos para que no pueda entrar al Reino Unido, Corea y Canadá.

A Blanc se lo acusa de fomentar la cultura de la violación, la violencia física sobre las mujeres y el abuso emocional para someterlas. Además de los pedidos en el sitio, en Twitter hay una campaña con el hashtag #TakeDownJulienBlanc que busca terminar con la carrera del asesor norteamericano.

El hombre fue expulsado de Australia luego de una serie de protestas en su contra. En el Reino Unido ya juntaron 118 000 firmas para impedir que le den la visa, en Corea más de 56 000 y en Canadá 12 000. En Brasil también le negaron la entrada. De esta manera Blanc se convirtó en 'el hombre más odiado del mundo'.

Julien Blanc se vende a sí mismo a través de su sitio web como un "líder internacional en consejos de levante" y "artista de la conquista", y dice que puede hacer que las chicas "te rueguen ir a la cama". A través de una técnica llamada Real Social Dynamics, el coach dice que puede conseguir que "te levantes a una modelo europea en un día".

Algunas de las estrategias más polémicas de Blanc incluyen tomar de la cabeza a una mujer y empujarla a la entrepierna. También se le atribuye la creación del hashtag #ChokingGirlsAroundTheWorld en el que se promociona tomar a la mujeres por el cuello de manera violenta.

Los problemas se agravaron para Blanc cuando fue expulsado de Australia por las protestas que desató su presencia en Melbourne. La policía de Australia confirmó la información a través de Twitter, donde dijeron que él y su asistente habían abandonado el país.

Scott Morrison, el ministro de Inmigración australiano, justificó la decisión diciendo: "Este hombre no estaba promoviendo ideas políticas, estaba promoviendo el abuso y la degradación de las mujeres. Estos valores se aborrecen en este país".

La noticias de los abusos y maltratos de Blanc ha recorrido todo el mundo y en Canadá ya le cancelaron las visitas que tenía programadas. El ministro de inmigración de ese país, Chris Alexander explicó a través de Twitter: "Estoy al tanto de #KeepJulienBlancOutOfCanada. Sus valores son completamente contrarios a lo canadienses y a la decencia común". En Japón también le cancelaron sus cursos.

La visita en el Reino Unido todavía no está cancelada pero ya se están juntando firmas en la petición de Change.org y los diarios The Guardian y The Independent hicierion notas alertando sobre la visita de este hombre.

En la petición los organizadores piden: "No asocien al Reino Unido con un hombre que ahoga a las mujeres alrededor del mundo como parte de su juego de levante. Por favor, ayudennos a levantarnos junto a las mujeres de Australia, Estados Unidos, y las de todas partes, y no dejen que el Reino Unido sea el anfitrión de eventos donde se enseña a los hombres a agredir y acosar a las mujeres. No solo son las mujeres las que están afectadas, las técnicas misóginas de Blanc explotan a los hombres vulnerables para que compren la cultura de la violación y así terminan creyendo que está es una manera adecuada de comportarse".

Algunos de los tuits más polémicos, que ahora solo se ven en privados, incluían mensajes como: "Las mujeres más calientes son las más inseguras, así que no olvides tratarlas como basura" o "es mucho más fácil tratarla como una mierda si la objetificas primero".

En uno de sus videos el hombre dice: "Al menos en Tokyo, si eres un hombre blanco puedes hacer lo que quieras. Yo estoy caminando por las calles agarrando las cabezas de las mujeres y poniéndolas contra mi entrepierna, mientras gritó pikacuhu, con una camiseta de pikachu"..

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (30)
No (30)