3 de octubre de 2014 17:46

Juan Manuel Barrientos de Colombia es un cocinero de acción

Durante sus ponencias el chef colombiano demostró su personalidad carismática. Foto: El Comercio.

Durante sus ponencias el chef colombiano demostró su personalidad carismática. Foto: El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Gabriela Balarezo R. Redactora

El colombiano Juan Manuel Barrientos, entre los mejores chefs de Latinoamérica, es carismático por naturaleza. No tiene miedo a experimentar y tampoco a romper el guión. Así lo demostró en sus charlas, parte del congreso gastronómico Latitud Cero.

En la primera, que se alargó un poco más de lo programado, presentó ampliamente todo lo relacionando a su proyecto- el restaurante Elcielo- también en la lista de los mejores de la región. Éste nació como "una idea para ideas", expresa durante una breve entrevista previa al inicio de su segunda ponencia.

Más allá de un restaurante (con presencia en Bogotá y Medellín) es una plataforma de creatividad en donde convergen médicos neurocientíficos, personas del servicio, psicólogos, botánicos..."es un diálogo de ideas", aclara.

Mientras habla toma la grabadora en sus manos y juega con ella. Durante la conversación revela un adelanto de lo que está a punto de suceder en los próximos minutos. Su segunda incursión en el escenario del Latitud Cero debía tratar también de Elcielo, pero no contaba con que cubriría todo el tema en su primera aparición.

Como buen cocinero de acción, Barrientos, aprovechó su tiempo libre para recorrer la feria y el mercado. Junto a dos chefs ecuatorianos- uno de ellos Edgar León- y cuatro y estudiantes se fue a "mercar" para escoger ingredientes con los cuales trabajar.

Así a la hora de su intervención anunció una sorpresa y después de exhibir un video de sus trabajos cambió la dinámica. Invitó a ambos chefs a subir al escenario, también a los estudiantes y a algunos de los productores presentes en la feria.

Lo que expusieron frente a los asistentes fue el resultado y puesta en escena de los platos que ellos mismos desarrollaron, con la guía del chef colombiano, de comida moderna ecuatoriana inspirada en lo que se hace en Elcielo.

Con esta iniciativa, diferente a lo que se había acostumbrado a ver en el congreso, Juan Manuel quiso dejar un mensaje al pueblo ecuatoriano- a los chicos y a los productores-, de que son capaces de hacer cualquier cosa que se propongan y de que "se tienen que unir a los agricultores se tienen que unir con los cocineros".

No quiso quedarse en el plano de la palabra y se fue por lo práctico, por lo demostrativo. Esa capacidad de materializar sus ideales, sin pensarlo dos veces, es la misma que lo llevó a crear una fundación en su país a través de la cual se dedica a capacitar y contratar a personas que pertenecieron a grupos armados que quieren rehacer sus vidas.

Antes de prepararse para dar su ponencia marcada por la improvisación, habló al respecto. "Se trata de tomar una posición súper clara y determinante...es un llamado para los hermanos colombianos", para que estén conscientes de que "la verdadera paz va a llegar cuando nos perdonemos colombiano con colombiano".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)