6 de febrero de 2015 10:32

Japón realiza con éxito la primera operación con células madre 'magnéticas'

Un equipo de científicos japoneses mezcló células madre con polvo de hierro para crear nuevas células capaces de convertirse en cualquier otro tipo de tejido. Foto: Referencial. Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Un equipo de científicos japoneses mezcló células madre con polvo de hierro para crear nuevas células capaces de convertirse en cualquier otro tipo de tejido. Foto: Referencial. Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Agencia EFE

Un equipo del Hospital Universitario de Hiroshima en Japón realizó con éxito la primera operación para regenerar cartílago de la rodilla utilizando células madre mezcladas con hierro e imanes para concentrarlas en la zona dañada, informó hoy, 6 de febrero, el centro médico.

Aunque aún hará falta un año aproximadamente para determinar la efectividad del tratamiento, el grupo de cirujanos recordó que las operaciones que se han realizado hasta ahora en animales han tenido un éxito rotundo.

El procedimiento, que en este caso se le ha practicado a una mujer de 18 años, comenzó con la extracción de células madre mesenquimales de la médula ósea de la paciente.

Éstas se sometieron a un cultivo tras ser mezcladas con polvo de hierro para así crear células madre -aquellas con capacidad para convertirse en cualquier tipo de tejido- con un alto contenido de este metal.

El equipo inyectó estas células en la rodilla derecha de la mujer y después empleó imanes para concentrarlas en la zona donde había pérdida de cartílago con el objetivo de que se transformen en tejido cartilaginoso en los próximos meses.

Este tipo de cirugía endoscópica resulta menos agresiva para el paciente, según explicó el profesor Mitsuo Ochi, que dirigió al equipo médico, en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo. Normalmente se requieren dos procedimientos quirúrgicos para reparar el cartílago de la rodilla.

El cartílago, cuya pérdida provoca importantes dolores ya que su misión es amortiguar los golpes y evitar la fricción entre los huesos, tiene una capacidad muy limitada para regenerarse.

El equipo médico planea realizar más operaciones como éstas en los próximos meses para refinar la seguridad del proceso, que se encuentra en fase de ensayo clínico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)