28 de February de 2014 17:26

Insólito reencuentro de hermanas gemelas separadas al nacer

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Algo raro, muy raro, le pasó a Anaïs Bordier en febrero del año pasado. La diseñadora de moda estaba viendo una película cuando se dio cuenta de que una de las actrices del film no solo se parecía mucho a ella, sino que hasta tenía gestos que le resultaban increíblemente familiares.

La mujer de 26 años -de origen surcoreano pero criada por su familia adoptiva en Francia y actual estudiante en Londres-, no dudó en googlear a la actriz y ver qué tan cierto era su parecido con ella. Así constató que, en efecto, el parecido era indudable.

Tras revisar unos videos de YouTube, buscar información de la actriz y sorprenderse de que también era adoptada, e incluso que había nacido en el mismo lugar y el mismo día que ella (Busan, 19 de noviembre de 1987), la pregunta caía de cajón: ¿Y si eran hermanas?

“Recibí un mensaje en Facebook de una chica de Londres”, comentó Samantha Futerman, la actriz en cuestión. “Cuando vi su perfil fue muy loco. Se veía igual a mí”, aseguró la mujer - criada por su familia adoptiva en New Jersey- en entrevista a “Good Morning America”.

En ese programa, Bordier y Futerman relataron que tras el impacto, comenzaron a chatear vía Skype, aumentando el asombro de ambas al percatarse de que compartían la misma risa y que mirarse a través de la pantalla, era como verse en el espejo.

“Fue raro, pero sentí que había un cierto confort extraño y calma, y algo que no podría explicar. Hablamos por tres horas”, agregó Futerman.

Las mujeres se juntaron en Los Angeles, donde Futerman vive, y luego en Londres. Y ahora último, volvieron a reunirse en Nueva York, donde dieron a conocer a través de los medios que siguen su caso, los resultados de una prueba de ADN que terminó por confirmar sus sospechas de ser gemelas idénticas.

La diseñadora y la actriz se encuentran actualmente recaudando el presupuesto necesario para estrenar el documental “Twinsters”, como titularon a la producción que enseña sus encuentros e investigación sobre sus orígenes.

Allí será posible ver cómo lograron viajar juntas hasta Corea del Sur, y saber de primera fuente que tras nacer, ambas fueron puestas por separado en distintos hogares, antes de ser dadas en adopción.

“(Saber que tenía una gemela) es como ese sentimiento de Navidad, cuando abres un regalo y es justo el que habías pedido. Es eso, un sentimiento de felicidad pura. Así es como me siento”, aseguró Futerman.

En la Navidad pasada (la primera que celebraron las gemelas, concsientes de la existencia de la otra), Futerman compró dos collares iguales que llevaban la frasemejores amigas para siempre”, para que ambas usaran. “Suena bastante cursi, pero creo que necesitamos esas niñerías y momentos cursis juntas”, dijo, por su parte, Bordier a la prensa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)