25 de septiembre de 2017 00:00

Inka Tambo muestra la vida de los otavalos

Mario Tuntaquimba y Rosa Elena Terán son la pareja que dirige Inka Tambo. Foto: Cortesía  Casa de Turismo Otavalo

Mario Tuntaquimba y Rosa Elena Terán son la pareja que dirige Inka Tambo. Foto: Cortesía Casa de Turismo Otavalo

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Ana Veintimilla Redactora
(F - Contenido intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde hace cuatro años Mario Tuntaquimba y su esposa Rosa Elena Terán reciben en su hogar a turistas de todo el mundo. Su interés es mostrar las costumbres y rituales otavaleños en Inka Tambo, el taller de sus abuelitos.

La pareja se ha dedicado al turismo comunitario porque vieron la necesidad de mostrar al público las tradiciones de sus pueblos. La residencia ubicada en Peguche, Otavalo, ofrece una serie de actividades que se adaptan a las necesidades de los turistas.

La casa antigua mantiene un huerto y ganado propio. “Como cuando vivían mis abuelitos”, dice Tuntaquimba, quien busca honrar a sus antepasados manteniendo sus actividades diarias.

Los visitantes pueden trabajar en los cultivos organizados en chacras que producen maíz, chochos, fréjol, habas y papas. Tuntaquimba señala que estos frutos de la tierra son más apetecidos por que se cultivan con abonos orgánicos.

Lo que se cosecha se lleva a las cocinas en donde Terán prepara los almuerzos y cenas. Las cocciones corresponden a platos típicos de la región como la sopa de arroz de cebada o sopa de chuchuca. Lo que se resalta en estas preparaciones es la molienda en piedra y cocción en leña. Todo se prepara a la vista de los comensales quienes se involucran en el proceso.

El arroz de cebada, cuenta Tuntaquimba, se cuece en tiesto, se limpia y se comienza a moler en piedra, se lo pasa por un cedazo y esta harina se lleva a cocinar en la olla con fréjol tierno, choclo, papas y col verde sembrada en el huerto.

Las plantas medicinales son otro atractivo de la estancia. Tuntaquimba aprendió las bondades de las plantas de sus tías y lleva más de 35 años dedicado a la sanación. Asegura que ha tratado enfermedades de próstata o diabetes con infusiones y vaporizaciones de las hierbas locales como ortiga, toronjil, cedrón, arrayán, entre otras. La estadía incluye las infusiones en las tardes y masajes o vaporizaciones en caso de que se presenten dolores en los visitantes.

Los telares otavaleños también llaman la atención y por eso Tuntaquimba trabaja desde casa la elaboración de chompas, pantalones de pesca, manteles, entre otros elementos. Los turistas lo acompañan y aprenden de forma práctica con un telar de madera que les permite crear diferentes diseños para cada tela.

Toda actividad, dice Tuntaquimba, es un trabajo en comunidad, lo que permite que se preserven las costumbres otavaleñas de realizar los trabajos en conjunto para bienestar de toda la comunidad.

La labor de Inka Tambo se ha convertido en un espacio para promover y mantener la cultura de los otavaleños.

Dirección

Inka Tambo está ubicado en Peguche, Otavalo, en la vía antigua a Ilumán.

Información

Para reservaciones llamar al 06 2690 798. inkatamboecuador@gmail.com

Residencias

El local tiene una capacidad para recibir hasta 30 personas. Sin límite de tiempo.

Ofrecen

Medicina a base de plantas, agricultura orgánica, tejido en telar de madera, etc.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)