28 de septiembre de 2016 17:18

El retorno del oso Yumbo a su hábitat natural muestra resultados positivos

El oso Yumbo fue liberado en su hábitat natural en el 2015. Foto: Cortesía Secretaria de Ambiente del Distrito Metropolitano de Quito.

El oso Yumbo fue liberado en su hábitat natural en el 2015. Foto: Cortesía Secretaria de Ambiente del Distrito Metropolitano de Quito.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Isabel Alarcón

El oso Yumbo, que retornó a su hábitat natural en el noroccidente del Distrito Metropolitano en noviembre del 2015, se encuentra en buen estado y tiene una óptima convivencia con su entorno. Estos resultados del monitoreo, fueron presentados la mañana de este miércoles 28 de septiembre del 2016 en el zoológico de Guayllabamba.

El animal fue liberado el año pasado en los bosques de Yunguilla. Desde ese momento, está siendo monitoreado por el biólogo Santiago Molina, investigador asociado de la Fundación Zoológica del Ecuador.

A través de cámaras trampa instaladas dentro de las 71 000 hectáreas de este territorio y gracias al collar satelital que se le colocó antes de su liberación, se pudo determinar que el regreso del oso a su entorno natural fue positivo.

Así lo explica Juan Manuel Carrión, director ejecutivo del zoológico de Quito en Guayllabamba, quien considera que estos resultados son satisfactorios para las instituciones involucradas en la recuperación y retorno de las especies.

Yumbo fue encontrado cuando tenía apenas tres meses de edad en los bosques subtropicales del Distrito Metropolitano de Quito. Estaba abandonado y en muy mal estado de salud. En ese momento fue trasladado a la comunidad de Santa Lucía, donde le dieron primeros auxilios, lo alimentaron con leche materna humana y lo llevaron al Hospital Veterinario de la Universidad San Francisco de Quito.

Existe el registro de que 60 osos se movilizan por el noroccidente de Quito. Foto: Cortesía Secretaria de Ambiente del Distrito Metropolitano de Quito.

Existe el registro de que 60 osos se movilizan por el noroccidente de Quito. Foto: Cortesía Secretaria de Ambiente del Distrito Metropolitano de Quito.

Después, el oso fue trasladado al Centro de Rescate Ilitio, en la provincia de Cotopaxi, donde permaneció durante dos años. En este periodo, creció en un espacio diseñado para que no tuviera contacto con seres humanos y así pudiera estar listo para su regreso a los bosques, hecho que finalmente se realizó en noviembre del año pasado.

Según Carrión, Yumbo fue avistado en las últimas semanas por excursionistas que transitaban por las rutas montañosas del noroccidente de Quito. Sus movimientos también han sido registrados en cámaras trampa que se ubican en este sector.

Este no es un hecho aislado. Verónica Arias, secretaría de Ambiente del Distrito Metropolitano, durante la rueda de prensa informó que se tiene el registro de 60 osos que se movilizan por el noroccidente de Quito. Por eso hizo un llamado de atención a la ciudadanía para que circule con precaución por las carreteras de esta zona y respete la señalización.

Con esta advertencia concuerda el biólogo Molina, quien enfatizó la necesidad de aprender a convivir con estos animales silvestres y evitar su captura. Hasta el año 2019, se encuentra vigente el Programa de Conservación del Oso Andino (PCOA), creado por la Secretaría de Ambiente en el 2014, con el fin de evitar la extinción de esta especie y preservar la biodiversidad del corredor del oso andino.

El proceso de monitoreo de Yumbo también cuenta con el respaldo institucional del Ministerio de Ambiente (MAE) y de la Secretaría de Ambiente del Distrito Metropolitano. Para Arias, el trabajo que se está realizando con este oso permitirá evaluar y mejorar los resultados en el futuro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)