3 de abril de 2016 00:00

Ilya Naishuller a conquistar Hollywood con una cámara GoPro

Andrey Dementyev (centro) y Ilya Naishuller (der) durante la grabación de Hardcore Henry. Primera película grabada totalmente en primera persona. Foto tomada de Facebook Hardcore Henry

Andrey Dementyev (centro) y Ilya Naishuller (der) durante la grabación de Hardcore Henry. Primera película grabada totalmente en primera persona. Foto tomada de Facebook Hardcore Henry

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE
Los Angeles, EE.UU.

Ilya Naishuller, el cantante de la banda punk Biting Elbows, sorprendió al mundo en 2013 con el videoclip "Bad Motherfucker", de estilo "tarantiniano" y rodado con una cámara GoPro. Tres años después, lleva a Hollywood ese concepto con 'Hardcore Henry', una cinta de acción en primera persona.

Aquel videoclip superó los 100 millones de visionados en distintas plataformas y rápidamente llamó la atención por su uso de la perspectiva, los efectos visuales caseros y su cruda violencia. Una de las personas que no dudaron en contactar con Naishuller fue su compatriota ruso Timur Bekmambetov, director de cintas como "Wanted" y la próxima "Ben-Hur", a quien le atrajo la originalidad y el descaro de su propuesta.

"Al segundo día de lanzar el videoclip, Timur me escribió a través de Facebook y se ofreció a producir un largometraje que expandiera ese concepto. Él quería que yo mismo lo dirigiera, aunque al principio pensé que no sería una buena idea y que no iba a funcionar", comentó Naishuller.

"Timur me llamó unos días después y me dijo: de verdad no quieres ver tu idea en el cine? Y ahí me decidí. Sabía que, tarde o temprano, iba a acabar en Los Ángeles haciendo películas. Sabía que sería un buen director. Timur me empujó en la buena dirección. Sus ganas aceleraron todo el proceso", manifestó.

Video: Youtube / Canal: STX Entertainment

'Hardcore Henry', de estreno este mes, fue rodada casi al completo con cámaras GoPro Hero 3 colocadas a la altura de la cabeza de varios especialistas, de forma que permite al espectador zambullirse en la acción y sentirse el auténtico protagonista de la historia, algo a lo que ayuda que Henry no abra la boca en toda la película.

"Quería que la gente se metiera por completo en la piel de Henry, así que, si hablaba, iba a restar enteros a esa sensación. Era mejor que simplemente actuara y que sus pensamientos fueran los del propio espectador", manifestó el realizador de 32 años.

La película arranca con el despertar de Henry, un cyborg (superhéroe) que acaba de ser resucitado por su esposa (Haley Bennett), y que no tarda en descubrir que es acechado por una organización criminal compuesta por hordas de mercenarios liderados por un mafioso con poderes extraordinarios (Danila Kozlovsky).

Su único aliado en la búsqueda de la verdad sobre su identidad y su objetivo en el mundo es un misterioso hombre (Sharlto Copley) que encierra otros secretos sobre el universo que les rodea.

"Hay gente que pensará que es como un videojuego y otros, la mayoría, entenderán que es una experiencia cinematográfica única. La hice para gente que ama el cine y que disfruta pasando un buen rato en una butaca", valoró el director.

El director Ilya Naishuller con el sistema de cámara que se filmó la película.

El filme rezuma el estilo violento de Quentin Tarantino por los cuatro costados, pero el contenido está más cerca de propuestas de ciencia ficción como "Robocop" y "Total Recall", ambas de Paul Verhoeven.

"Verhoeven ve la violencia del mismo modo que yo, es decir, de forma divertida; no la recrea con malas intenciones ni con odio. Sabe que es un espectáculo, no pretende ser algo perturbador ni ofensivo", indicó Naishuller, que optó por Sharlto Copley como uno de los protagonistas por su gusto por la experimentación y las aventuras.

"No eran condiciones sencillas de rodaje: una película rusa e independiente, de pequeño presupuesto y muy experimental. Podía salir muy mal. Pero sé que él no va a lo seguro y, por suerte, le encantó la historia", reconoció.

Naishuller sabe que las puertas de Hollywood se le acaban de abrir de par en par, pero también tiene claro que no va a olvidarse de su banda musical, la que dio origen a todo lo que ha venido después.

"En cuanto se estrene la película -concluyó-, volveré a Rusia a grabar un nuevo disco. Tenemos varias demos en las que hemos trabajado por Internet. Quiero recorrer el mundo con el grupo".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)