04/01/2016

Conozca la historia de Duffy, un perro que vivía entre cuatro kilos de heces

El grave estado en que el Duffy fue encontrado al momento de su rescate, no daban seguridades de que vuelva a caminar o, peor aún, si sobreviviría. Foto: Captura de pantalla

El grave estado en que el Duffy fue encontrado al momento de su rescate, no daban seguridades de que vuelva a caminar o, peor aún, si sobreviviría. Foto: Captura de pantalla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Redacción Elcomercio.com

Un perro, mezcla de grandes pirineos y con 8 años de edad, fue rescatado de una vivienda en Arkansas (EE.UU.), donde se encontraba abandonado en una habitación con poca iluminación y con cuatro kilos de heces endurecida y enmarañada entre su cola y su patas traseras.

El can, llamado Duffy, no tenía fuerzas para levantarse y lo único que pudo hacer fue estirar su pata derecha para tocar el brazo de la rescatista e intentar arrastrarse, en señal de ayuda.

Video: Cuenta de YouTube: The Humane Society of the United States


El rescate del perro se publicó en el portal web de la organización The Humane Society (HSUS) el 17 de diciembre de 2015. La primera persona en establecer contacto con el animal fue la rescatista Ashley Mauceri, perteneciente al grupo de rescate de la organización de origen estadounidense.

El día del rescate, ella ingresó a la pequeña habitación e inmediatamente Duffy levantó su cola en señal de bienvenida. Maurice se arrodilló junto a él, acarició su rostro y lo animó a que se levante. La flaqueza y la enfermedad del animal impidieron que lo haga. Los miembros del equipo no tuvieron más alternativa que recogerlo del suelo y llevárselo.

Ya en las instalaciones de HSUS, el cuerpo médico descubrió que Duffy pesaba la mitad de lo que debía. Le afeitaron las 4 libras de heces endurecidas, lo alimentaron y estabilizaron su salud.

Transcurrieron varias semanas y el animal mejoró su peso y fuerza. Entró en una casa de acogida y fue adoptado. Whitney Curtis es su nueva propietaria y ha sido partícipe de que Duffy aprenda a superar el miedo a la personas, a ruidos y actividades fuera de la casa y al aire libre. Hoy por hoy da largas caminatas en la mañana con Curtis.

El equipo de The Humane Society, organización que se dedica a la protección y el rescate animal, encontró a Duffy en las instalaciones de una fábrica de cachorros de la propiedad de Sandra Croney.

Junto a Duffy, el equipo de HSUS rescató 45 perros, 3 gatos y 9 pollos. Los perros que se encontraban en lugar vivían fuera de la casa, sin un lugar apropiado para dormir y expuestos al frío.

Croney, fue acusada de seis cargos por crueldad animal y una multa de USD 5 000 que pagará en restitución a HSUS. Es la segunda condena que recibe.

La poca aplicación o inexistencia de las leyes a favor de la protección de los derechos de los animales, permitió que Croney y su establecimiento, ubicado en Warm Springs, siguieran operando normalmente en la venta de animales en línea o por entrega personal.

Melanie Kahn, directora senior de The Humane Society, manifiesta que “Arkansas es uno de los Estados más problemáticos de Estados Unidos, en relación a las fábricas de perros”.

La cría comercial, en instalaciones poco adecuadas, no está sujeta a leyes que protejan a los perros, por el hecho que no existen, asegura Kahn.

El grave estado en que el Duffy fue encontrado al momento de su rescate no daban seguridades de que vuelva a caminar o, peor aún, si sobreviviría.

La dedicación empleada por su dueña en la rehabilitación del can, como muestra el video de la historia de Duffy, hizo que lo improbable se hiciera realidad y, con ello, el perro camine por senderos y corra por toda la casa. En la actualidad, disfruta ser perseguido por todos los rincones del hogar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)