9 de mayo de 2017 00:00

No vetar el uso de Internet a hijos sino guiarlos, sugieren expertos

El 61% de chicos de 5 a 15 años accede a computadores. Especialistas dicen que además del Ballena Azul, en Ecuador ya hay casos de grooming y sexting.

Imagen referencial. El 61% de chicos de 5 a 15 años accede a computadores. Especialistas dicen que además de la 'Ballena Azul', en Ecuador ya hay casos de grooming y sexting. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 0
Diego Bravo y
Mariela Rosero (I)

Privar a los hijos de una recarga para el celular inteligente o de tiempo para usar dispositivos electrónicos. Eso se ha vuelto el centro de las discusiones, en estos tiempos. Así como la necesidad de que los padres se ‘alfabeticen’ en torno a su manejo, para guiarlos.

Lo comenta la terapista familiar sistémica Gissela Echeverría, autora de ‘Conéctese con sus hijos, para que se desconecten de la Red: Cómo ser padres en la era digital’. No se les puede prohibir estar en plataformas como Facebook, Instagram o Snapchat... Son los espacios en los que esta generación se relaciona, apunta.

El 63,4% de niños y adolescentes ecuatorianos, entre 5 y 15 años, utiliza computadora y el 61% lo hace, al menos, una vez en el día. Son el segundo grupo etario con más usuarios. Esto según el estudio sobre Tecnologías de la Información y Comunicación 2016, del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

El 19,5% de chicos usa la tecnología como medio de comunicación en general; el 51,9%, para educación y aprendizaje; 24,3%, para obtener información, y 4,4%, con otros fines.

En planteles del país, las alertas sobre el acceso a Internet de los adolescentes se encendieron desde abril. Esto tras conocerse que unos 130 jóvenes se quitaron la vida, al seguir los retos de 'Ballena Azul'.

Las autoridades reportaron que todo empezó en Rusia. A través de una red social popular, tipo Facebook, se brinda instrucciones o desafíos, en total 50, que incluyen cortes en la piel y ver películas de terror por varias horas. Pero el último los lleva al suicidio.

El domingo 16 de abril, Maylen Villamizar vio una foto de cómo se ataba una soga para ahorcados, en el celular de su hija, de 13 años. La muchacha también le había preguntado si existen las ballenas azules. Ella apareció colgada de una soga, 12 días después. Es el único caso reportado en Colombia.

En Ecuador también hay preocupación. El coronel Carlos Alulema, director de la Policía Judicial, indicó en una entrevista a TVC, que se indaga dos posibles casos de jóvenes interesados en esos retos, en el país. “Aún no podemos determinar si ya los desarrollaron”.

En los planteles se toman medidas preventivas. El mes pasado, el Colegio Terranova, de Quito, envió un comunicado a los padres de familia.

En él les comentaron sobre las invitaciones peligrosas a completar retos, como los del ‘Blue Whale Challenge’, que circulan en la web. También les hablaron de la serie ‘13 reasons why’, que trata sobre 13 cintas grabadas, en las que una joven da a conocer las razones por las que se suicida.

En la circular, enviada por ‘e-mail’, se les pide retrasar el mayor tiempo posible el acceso de sus hijos a redes sociales. En el Colegio Einstein, anotó un vocero, son usuales las charlas sobre uso de redes sociales e Internet, de las que participan padres y alumnos.

Para Andrés Hermann, investigador de temas relacionados al Internet, sí son necesarias las medidas como filtros web y herramientas de control parental, para prevenir. Pero es más importante que los padres y maestros ingresen a un proceso de alfabetización informática, ya que así aprenderán sobre las tecnologías.

Él desarrolló el estudio ‘Prácticas Educativas en entornos digitales: uso de las redes sociales en los jóvenes usuarios de medios’ en el 2015. Encuestó a 396 chicos de dos colegios importantes del valle de Los Chillos. El 12% de ellos fue víctima de agresiones o abusos en las redes sociales. El 38% emplea dos horas al día para el uso de redes sociales y el 26%, de tres a cuatro. Facebook y WhatsApp son los favoritos.

La idea no es que las madres o los padres aterroricen a sus hijos -aclara Echeverría-. Pero sí deben delimitar la cancha, con incluso contratos de uso de celulares, conversaciones sobre qué tipo de fotos y otro contenido comparten en línea, preguntas sobre qué saben de los retos de la 'Ballena Azul'...

También aconseja a los padres tener acceso a claves, para supervisar la interacción de sus hijos en redes. La falta de límites, dice, hace que lleguen a su consulta chicos con adicción al celular porque les permite tener una conexión con amigos y desconocidos. Y eso los lleva al ‘sexting’ o envío de mensajes eróticos o pornográficos, ‘grooming’ o contacto con adultos, ciberacoso, etc.

Para evitar esas prácticas, Edwin Pérez, fiscal del Carchi y antes coordinador del Subsistema de Interceptación de Comunicaciones o Datos Informáticos, recomienda que no se acepte solicitudes de amistad de desconocidos. Dice que hoy la extorsión con fotos de carácter sexual es uno de los delitos más recurrentes en los que caen los muchachos.

Gabriel Gordillo, de 18 años, preside el Consejo Estudiantil del Colegio Mejía, coincide en que los papás deben aprender más sobre el manejo de redes, pero no para controlarlos. Hace dos años, Amelia (nombre protegido), de 18 años, conoció a Roberto, en Facebook. Él se hizo pasar por alguien de su edad. Luego le dijo que tenía 21, 25, 35. Al final le confesó que cumplió 47.

Hasta que lo descubrió ya se había enamorado, ya que la aproximación no es violenta. Le mandaba mensajes de que está linda... Supo cómo llegar a ella porque hacía públicos sus estados anímicos. Se vieron en la vida real, con él perdió la virginidad. Él le regaló una caja de vibradores. Ella desarrolló una dependencia a la masturbación con esos aparatos. Aún no ha denunciado el hecho.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)