12 de octubre de 2015 10:53

Hermanas huérfanas se reencuentran por azar tras 40 años de separación

Las hermanas fueron separadas a muy corta edad por su madre de su padre alcohólico quien se quedó con la mayor. Foto: Twitter/@HeraldTribune.

Las hermanas fueron separadas a muy corta edad por su madre de su padre alcohólico quien se quedó con la mayor. Foto: Twitter/@HeraldTribune.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 45
Agencia AFP

Dos hermanas huérfanas fueron separadas en Corea del Sur en la década de 1970. Cuarenta años más tarde, se reencontraron por casualidad al ser contratadas para trabajar en el mismo piso de un hospital en Estados Unidos, reseñó un diario local.

“Estaba conmocionada, anonadada. tengo una hermana” , dice Meagan Hughes al relatar lo que sintió cuando conoció los resultados de pruebas de ADN que ella y Holly Hoyle O'Brien decidieron realizarse hace unas semanas ante tantas similitudes entre ambas, indicó el diario Sarasota Herald-Tribune.

Hughes, conocida entonces como Eun-Sook Shin, fue separada a muy corta edad por su madre de su padre alcohólico, quien se quedó con la hermanastra dos años mayor, Pok-nam Shin, hoy llamada Holly Hoyle O'Brien.

Luego que el padre murió, O'Brien fue llevada a un orfanato al sur de Seúl, donde vivió hasta 1978, cuando a sus nueve años fue adoptada por una pareja estadounidense que la llevó a vivir al estado de Virginia (este) .

Su media hermana, Hughes, no tiene mayores recuerdos de la madre, pero sí algunos de otro orfanato en Corea. Fue adoptada en 1976 por otra familia estadounidense, que la crió en el estado de Nueva York (noreste) .

En enero pasado, O'Brien fue contratada como enfermera por el hospital Doctors en Sarasota, Florida (sureste de EE.UU.) . En el mismo piso, el cuarto, comenzó a trabajar en marzo Hughes.

Las dos mujeres, que trabajaban en el mismo turno, se hicieron amigas inmediatamente y comenzaron a percatarse de las enormes similitudes entre ambas, como que tuvieron el mismo apellido en Corea.

“Pensé: es demasiado bueno para ser verdad. Dije que teníamos que hacer la prueba de ADN, era la única manera de saber la verdad” , relató O'Brien, de 46 años. Cuando llegaron los resultados positivos en agosto, las hermanastras no cabían en sí de la emoción.

“Estaba temblando, estaba tan emocionada” , recuerda O'Brien. “Pero en mi corazón, lo sabía (...) Sabía que estaba en algún lado” , señala refiriéndose a su hermana.

O'Brien, quien no tiene hijos, dice ahora que espera con ansias las vacaciones para pasar tiempo con sus "nuevas" sobrinas, las dos hijas de Hughes. “Debo haber hecho algo bueno en la vida ” , señala O'Brien, citada por el Sarasota Herald-Tribune.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (1)