30 de agosto de 2017 08:47

Una guía para el regreso a clases

En la compra de útiles o uniformes escolares, los expertos recomiendan que los padres lo hagan junto con sus hijos. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

En la compra de útiles o uniformes escolares, los expertos recomiendan que los padres lo hagan junto con sus hijos. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Valeria Heredia
(I)

A pocos días del inicio del año escolar, los padres ya comenzaron con los preparativos. Alistar los uniformes, comprar los útiles escolares, contratar las busetas y retomar las reglas son algunos de ellos.

Tres expertos dieron recomendaciones para padres y chicos, que retornarán a las aulas de clases a partir del próximo lunes 4 de septiembre del 2017, para el año lectivo 2017-2018.

Retome los horarios escolares


En la época de vacaciones, los estudiantes tienen la posibilidad de acostarse tarde para disfrutar de una película o salir con su familia y amigos. Esto debe cambiar una o dos semanas antes del inicio de clases para que los niños y los jóvenes se acostumbren a dormir y levantarse temprano para ir a los planteles educativos, explicó Wagner Villacís, docente de la UDLA.

Otra recomendación es que los chicos se vinculen en las actividades previas al regreso a clases. Tanto padres como hijos deben llegar a acuerdos sobre los nuevos horarios y las actividades escolares que se realizarán en el año lectivo.

Aliste los útiles escolares y uniformes


La compra de útiles escolares y de uniformes debe realizarse con anticipación. Con ello, los chicos comenzarán el año escolar sin obstáculos y no tendrán retrasos en sus actividades escolares diarias. Así lo explicó Diana Robalino, psicóloga clínica e infantil.
Ella, al igual que Villacís, consideró que es necesario que los hijos se vinculen en los preparativos de retorno a clases. Por ejemplo, deben comprar los útiles o los uniformes junto con sus padres.

Reduzca el tiempo frente a equipos tecnológicos


La reducción del tiempo frente a aparatos electrónicos como celulares, computadoras, tabletas o videojuegos es importante. Los padres deberán poner nuevamente horarios para el uso de estos equipos, ya que representan una distracción en el estudiante. Lo ideal es reducir su uso gradualmente hasta llegar a una hora diaria, señaló Robalino.

Si se utiliza el Internet como medio de consulta, el tiempo de uso debe ser mayor.

Equilibre la alimentación para los chicos


La alimentación de los hijos debe ser equilibrada en el regreso a clases. Los padres deben enviar una colación balanceada para que los chicos tengan la energía necesaria para cubrir sus actividades diarias.

Una fruta, un lácteo y un carbohidrato deben ser parte de los productos que deben enviarse en las loncheras escolares. Por ejemplo: una manzana, leche, yogurt o sanduche de queso son ideales para la energía de los hijos.

Recuerde que las bebidas deben contener la menor cantidad de azúcar y es necesario el agua, explicó Paola Carrillo, máster en Nutrición y docente de la UDLA.

Las frutas deshidratadas son una alternativa ideal para los estudiantes. Hay una cantidad de ellos en el mercado como las bananas y manzanas deshidratadas o las pasas.

La cantidad de calorías de un niño de hasta los 11 años alcanza las 1 500 kilocalorías, por lo que la colación representa cerca de las 200. Mientras que el número de calorías de un adolescente es de 2 000 y la colación alcanzaría las 300.

Lo importante es balancear las porciones que se dan a los hijos y brindar variedad, señaló Carrillo. Ella también recomendó los productos tradicionales como el tostado, las habas o el choclo como opciones nutritivas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)