14 de agosto de 2017 00:00

Los gimnasios de Quito se adaptan a los horarios rotativos de su clientela

Un grupo de deportistas se entrenó a las 20:30, la semana pasada. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Un grupo de deportistas se entrenó a las 20:30, la semana pasada. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 8
Redacción Tendencias

Se terminaron los pretextos y con ello, la vida sedentaria. Ahora, el horario de atención de los gimnasios es más flexible e incluso hay algunos que abren sus puertas las 24 horas del día.

El principal objetivo es mimar a los clientes. La idea surge, dice Fabiola Zambrano, propietaria, tras el ‘boom’ del fitness. Hoy más personas corren, hacen ejercicios funcionales, practican crossfit.

Exsgym es uno de esos centros de acondicionamiento. Allí, los deportistas pueden entrenarse a las 06:00, 18:00 y 03:00. Estefania Carrera, por ejemplo, visita el gimnasio en sus horas libres. Es estudiante universitaria y por esa razón no tiene horarios fijos para entrenarse. Recuerda que una vez visitó esa sala de acondicionamiento a las 03:00. “Era mi única hora disponible y el gimnasio estaba abierto”.

La chica destaca ese servicio ya que, por sus ocupaciones, es la única forma de controlar su peso y llevar una vida saludable. La mayoría de gimnasios abre sus puertas a las 06:00 y las cierra a las 22:00. En Balance Fitness Center se entendió las necesidades del cliente y en junio anunció su nuevo horario de apertura: 05:30. La noticia fue aplaudida por varios de sus socios. “Hay personas que trabajan durante el día y la noche, y esas son las únicas horas que tienen para entrenarse”, dijo José Loza, piloto que también visita Exsgym.

El corpulento hombre entrena un día a las 06:00, otros, en cambio, se viste de ‘corto’ recién a la medianoche.

El costo de una mensualidad en los gimnasios que ofrecen horario extendido oscila entre los USD 60 y 65. Hay centros de acondicionamiento que cumplen jornadas tradicionales a un precio que alcanza los USD 90.Los gimnasios con horarios extendidos ofrecen también la guía de especialistas. “Tratamos de que la gente cumpla con sus metas de la mano de una persona con conocimientos”, contó Zambrano. Pacific Gym, con su sede matriz en Carcelén, seduce a sus clientes, en cambio, por su atención en feriados y fines de semana. Los visitantes solo se olvidan del ejercicio el 25 de diciembre y el 1 de enero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (6)