11 de julio de 2016 00:43

La genética de 18 alpacas, bajo investigación

18 camélidos serán estudiados por un grupo de veterinarios y genetistas de la Universidad Técnica de Cotopaxi. Foto: Glenda Giacometti  / EL COMERCIO

18 camélidos serán estudiados por un grupo de veterinarios y genetistas de la Universidad Técnica de Cotopaxi. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Fabián Maisanche
F-Contenido intercultural

Las dirigentes de la Asociación Sumak Llama (Llama bonita) están preocupadas por los problemas de consanguinidad que hay en las alpacas de Chimborazo. La situación se replica también en Cañar, Cotopaxi e Imbabura.

La estrecha cruza de los camélidos entre padres, hijos y hermanos está provocando defectos congénitos. Según datos de la Fundación Heifer Ecuador, algunos animales presentan ojos arcos, pequeñas orejas, defectos en las pezuñas y hasta seis colores de la fibra que los cubre.

De acuerdo con Martha Pacheco, gerenta de la Fundación, la industria indígena está siendo perjudicada por la falta de nuevos reproductores en las comunidades. Otro problema es la demora en la clasificación de la fibra y elaboración de los gorros, bufandas, suéteres y otros productos.

Pacheco recuerda que en el 2013 el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca entregó a las comunidades 200 alpacas traídas del Perú. El propósito fue la renovación de la sangre con las alpacas que había en el país. “Los animales fueron entregados a las comunidades, pero ahora estamos con problemas de consanguinidad. El financiamiento se nos está acabando y no tenemos para traer nuevos reproductores”, dijo Pacheco.

Para mejorar la situación, los indígenas y los directivos de la Fundación Heifer Ecuador compartieron 18 camélidos a la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC). Los animales son parte del primer Centro de Investigación y Mejoramiento Genético en Alpacas que se inauguró el pasado 7 de julio en Latacunga.

Alonso Chicaiza, coordinador de Medicina Veterinaria de la UTC, indica que los indígenas entregaron los mejores ejemplares al centro de estudios superiores. Los animales serán sometidos a montas controladas y al análisis en los laboratorios. Para realizar esto, Magdalena Pilataxi, presidenta de la Asociación Sumak Llama, arribó con 12 socias al campus universitario.

“Estamos teniendo problemas con los animales, porque no tenemos machos. Queremos ayuda con el mejoramiento genético”, indica Pilataxi.

Otro grupo de alpacas fue entregado por los indígenas de las comunidades de Salcedo, Pujilí y Latacunga, en Cotopaxi. Alcides Chacha, técnico de la Unocan, no descarta entregar otros camélidos para las investigaciones posteriores.

Otro de los propósitos de las investigaciones es el mejoramiento de los pastos y suplementos alimenticios. Los investigadores y docentes de la UTC deberán presentar propuestas en los laboratorios. Chacha dice que las comunidades de Cotopaxi se capacitarán en las próximas semanas sobre la elaboración de prendas y la trasquilada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)