7 de marzo de 2015 09:28

La ruta gastronómica afrodisíaca de Esmeraldas

Este plato conocido como las siete maravillas del mar contiene pescado, langostas, caracol de mar encocado, ceviche de concha, langostinos, calamar y jaibas. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

Este plato, conocido como las siete maravillas del mar, contiene pescado, langostas, caracol de mar encocado, ceviche de concha, langostinos, calamar y jaibas. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 25
Marcel Bonilla

Los mariscos son la base de la gastronomía esmeraldeña, conocida en todo el país por su buen sabor. Habitantes y turistas que visitan los destinos turísticos de la costa de Esmeraldas los consumen, porque dicen que al ser afrodisiacos, estimulan la actividad sexual.

El consumo de conchas, camarón, almejas, ostras, mejillones, langostinos, pulpo, calamar, jaibas, caracol de mar o pata de burro ha permitido crear algunos platos que llaman la atención de los comensales en esta provincia del norte de Ecuador.

Estos alimentos tienen un mayor consumo en personas de la Sierra andina ecuatoriana o extranjeros que visitan los balnearios de Esmeraldas, según la Asociación de Cevicheros de Atacames. ¿Qué es un afrodisiaco? Una sustancia que incrementa el deseo sexual.

Por ejemplo, en la llamada ruta gastronómica que empieza desde el cantón San Lorenzo, al norte de Esmeraldas, y termina en Muisne, se consumen ceviches de camarón, pescado, cangrejo, concha y almejas.

Este es una jaiba encocada con patacones y arroz, se la come con mucha frecuencia en el balneario de Las Palmas, en Esmeraldas. Foto: Marcel Bonilla / El Comercio

Este es una jaiba encocada con patacones y arroz, se la come con mucha frecuencia en el balneario de Las Palmas, en Esmeraldas. Foto: Marcel Bonilla / El Comercio

En la comunidad de Ostiones del cantón Rioverde se prepara el plato llamado Tres sin sacar, que es la mezcla de tres tipos de mariscos: langostinos, calamar y pata de burro (cangrejo azul). Todo va preparado con coco.

En La Bocana de Lagarto del mismo cantón se encuentran ‘los sabores del mar’, plato que está compuesto por siete tipos de mariscos: jaiba o cangrejo, langostino a la plancha, calamar apanado, encoca’o de pata de burro, chicharrón de pescado, ceviche de ostión y almeja asada.

En Atacames está la bandeja marinera con cinco tipos de mariscos: conchas, calamar, camarones, langostinos y filete de pescado. Este se ha convertido en el símbolo gastronómico de los turistas que llegan a Atacames.

En cambio en Esmeraldas se ofrece el rico tapa’o de pescado, sazonado con hierbas como la chillangua, chirarán y oreganón, aliños naturales empleados por los cocineros afroesmeraldeños.
Unos de los platos emblema de Esmeraldas es el ensumaca’o (ensalada de mariscos). Es un caldo de mariscos, preparado con zumo de coco. Su aroma invita al consumirlo.

Ese plato tiene 30 años y fue creado por Omar Muñoz, quien lo considera como un poderoso afrodisíaco. Plutarco Gómez, un ciudadano colombiano de 50 años, no deja de probar un esumaca’o, cuando vuelve a Esmeraldas. “Es como llenarse de más energía”.

Este es un plato hecho con encaodo de langostinos, calamar, arroz y patacones. Foto: Marcel Bonilla / El Comercio

Este es un plato hecho con encaodo de langostinos, calamar, arroz y patacones. Foto: Marcel Bonilla / El Comercio

Pero ¿cuánto hay de cierto de que los mariscos son afrodisíacos? El sexólogo y médico, Nelson Muela, dice que lo son, porque contienen zinc, que es un mineral que sirve para la generación de testosteronas y estrógenos.

Estos dos elementos son necesarios para el desarrollo de los órganos reproductores. Los mariscos contienen proteínas que pasan rápidamente a la sangre, lo que a su vez ayuda al funcionamiento hormonal, explica el galeno.

Estos emiten una sustancia llamada ciclopentano perhidrofenantreno, que es la estructura básica de todas las hormonas sexuales masculinas y femeninas. Por eso, Muela cree que los mariscos son verdaderos estimulantes sexuales. En su caso, come mariscos dos veces por semana.

Todos los mariscos son afrodisíacos, pero los que más “potencial” tienen son los ostiones, almejas, mejillones, camarones y langostas. Todos estos productos se capturan en las costas de Esmeraldas y llegan frescos a los distintos comedores y restaurantes que están en la ruta gastronómica.

Pero los que quieren probar otros platos, en Esmeraldas pueden degustar del tapa’o arrecho o conocido en la jerga local como el “levanta muertos”. Este es un caldo hecho con pollo, chorizo, chancho, huevo, carne y plátano.

O si quiere probar los mejores cangrejos encocados puede hacer una parada en el sector de Vuelta Larga, del cantón Rioverde, para probar los cevicangre, o en Quinindé, el rico encocado de guaña.

Este es el plato conocido como la siete maravillas del mar. Tiene pescado, langostas, caracol de mar encocado, ceviche de concha, langostinos, calamar y jaibas. Este es uno de los más solicitados por los clientes en la ciudad de Rioverde. Foto: Marcel Bon

Este es el plato conocido como la siete maravillas del mar. Tiene pescado, langostas, caracol de mar encocado, ceviche de concha, langostinos, calamar y jaibas. Este es uno de los más solicitados por los clientes en la ciudad de Rioverde. Foto: Marcel Bonilla / El Comercio

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (1)