28 de junio de 2017 19:15

El Consejo de Educación Superior analiza informe sobre video enviado por el rector de la U. de Guayaquil

¿Bajo qué artículo se podría establecer una sanción? Santos dijo que hay dos normativas fijadas por la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES).

¿Bajo qué artículo se podría establecer una sanción? Santos dijo que hay dos normativas fijadas por la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES). Foto: Joffre Flores / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Elena Paucar
Redactora (I)

Un informe detallado, con una descripción de hechos y lugares, fue enviado por la Universidad de Guayaquil al Consejo de Educación Superior (CES). Las pruebas son parte de la investigación que solicitó la Secretaría de Educación Superior (Senescyt), sobre los videos en los que el rector Galo Salcedo aparece junto a bailarinas.

“Vamos a actuar de acuerdo con la ley. La ley fija los parámetros de análisis y los parámetros de sanción”, explicó Enrique Santos, presidente del CES. La resolución final será tomada por los diez integrantes del consejo.

¿Bajo qué artículo se podría establecer una sanción? Santos dijo que hay dos normativas fijadas por la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES). Una es el artículo 207, que se refiere a sanciones para los integrantes de la comunidad universitaria. Además, el CES tiene una normativa específica para autoridades. Y, adicionalmente, podría pedir que el Consejo Universitario aplique sus propias sanciones, dentro de su reglamento interno.

El pasado viernes 23 de junio del 2017, en un discurso para ofrecer disculpas, Salcedo explicó lo que ocurrió a quienes se concentraron en los bajos del rectorado para darle apoyo. Dijo que los hechos del video son parte de una celebración por el Día del Padre, organizada por una cooperativa de ahorro de la universidad, que se realizó fuera de la institución y a la que asistió fuera de su horario de trabajo “como un ciudadano común”.

Eso en relación al video en el que se lo ve sentado, mientras una joven con disfraz de conejo baila frente a él. Pero en las redes también circularon otras imágenes en las que aparece junto a bailarinas con trajes de garotas.

“Llegaron de sorpresa porque no estaba programado -dijo en relación a las bailarinas-. Solo estuve una hora en ese evento y las respeté, no las acosé, no me aproveché de ellas nunca, porque son mujeres a las que hay que respetar”.

En mayo del 2016, Salcedo fue nombrado rector temporal de la U. de Guayaquil, con el apoyo del CES. En esa época el centro de estudios aún estaba intervenido, debido a una serie de irregularidades. Entonces fue postulado para reemplazar a Roberto Cassis, denunciado por presentar un título presuntamente falso.

Salcedo tiene título de PhD. Ha trabajado en la universidad durante 36 años como docente titular principal a tiempo completo, en la Facultad de Ciencia para el Desarrollo que funciona en Vinces (Los Ríos). Tiene un doctorado es en Agroplasticultura, Agrónica y Desarrollo Rural Sostenible. En su hoja de vida constan 10 publicaciones científicas y un libro. También ha sido director de proyectos de investigación.

Aunque inicialmente aseguró que no estaba interesado en participar en las elecciones de autoridades, encabezó la lista 1. La votación fue el 28 de octubre pasado y obtuvo el 54% de los votos.

Recientemente cumplió siete meses en el cargo y algunos de sus contendores de campaña son quienes exigen sanciones por los videos que circularon en las redes sociales.

“Considero no haber cometido ningún acto reprochable. Lo que sí resulta reprochable es falsificar títulos, aceptar coimas de los estudiantes”, dijo el rector la semana pasada, en la única ocasión en la que se ha refirido públicamente al tema.

Esto en relación a las irregularidades detectadas años atrás en la Universidad de Guayaquil y que la llevaron a un proceso de intervención que duró tres años. Cobros indebidos, tercerización de servicios educativos, nepotismo, pluriempleo, carreras no autorizadas e infraestructura deficiente fueron algunas de las causales.

El reporte de cierre de intervención, emitido en noviembre del 2016, mostró algunos avances. Por ejemplo, el centro pasó de seis docentes con PhD a 84. Y tramitó 23 500 solicitudes de devolución por cobros indebidos a estudiantes, que sumaron USD 7,32 millones.

Sin embargo, aún existen casos de investigación en la Fiscalía. La Contraloría también mantiene algunos análisis.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)