7 de noviembre de 2014 11:53

Una fusión de acordes latinos y sinfónicos en una noche con Fonseca

‘Fonseca sinfónico’ es un recorrido por la carrera del bogotano. 12 de sus éxitos, entre ellos Arroyito y Te mando flores, y dos canciones clásicas del jazz en inglés son parte del disco. Foto: Galo Paguay/El Comercio

‘Fonseca sinfónico’ es un recorrido por la carrera del bogotano. 12 de sus éxitos, entre ellos Arroyito y Te mando flores, y dos canciones clásicas del jazz en inglés son parte del disco. Foto: Galo Paguay/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 0
Redacción Espectáculos

A manera de introducción, la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador, dirigida por Andrei Vasilevski, entonó las notas de Corazón, mientras Juan Fernando Fonseca admiraba su trabajo desde el centro del escenario. El turno del cantante bogotano llegó con un marcado trabajo vocal, para acompañar a los nuevos arreglos de las canciones del álbum 'Fonseca Sinfónico'.

Antes de las 21:00, en un estilizado traje negro, el cantautor saludó a la audiencia y pidió aplausos para la Sinfónica, asegurando que "es un orgullo trabajar con ellos".

Con guitarra en mano y sin preámbulo, llegó Ay amor, uno de los temas donde el acordeón sigue siendo el protagonista. Siguió con Enrédame, del disco 'Gratitud' del 2009, una de las canciones más coreadas de la velada. Del mismo álbum, Beautiful Sunshine mantuvo el compás rápido de la canción original, motivando en el cantante movimientos armónicos.

El efecto de ruido de una ciudad anunció Paraíso y después llegó Angel eyes. "Conocí esta canción en la voz de Sting, siempre me ha gustado y me tomé el atrevimiento de grabarla", dijo. Un grito acallador desde la audiencia desató la risa de los asistentes, a lo que Fonseca respondió con una sonrisa en señal de agradecimiento.

Tras cantar Te mando flores y Sabré olvidar, el intérprete anunció una sorpresa. "Para esta canción tengo un invitado especial", manifestó, "Lo admiro por traer los pasillos a las nuevas generaciones y sobre todo, como se dice en Colombia, es un bacán. Pido un aplauso para Juan Fernando Velasco". En medio de la emoción del público, entro el cantautor quiteño para dar paso a Arroyito.

El artista colombiano siguió en solitario con temas como Abcdario, Eres mi sueño y Quiero saber. Entonces se detuvo para agradecer al Ecuador y a la Sinfónica Nacional, anunciando el final de la velada.

Con un ritmo festivo sonó Prometo, la cual contó con una fusión entre el vallenato colombiano y la ranchera mexicana, sin dejar a un lado el formato sinfónico. Al finalizar la canción, el director de la orquesta se retiró del escenario tras hacer un gesto de agradecimiento y despedida.

El público se paró para aplaudir a los músicos, pero no los dejó ir, gritando el famoso coro "otra, otra".

Fonseca pidió al director cantar otra canción, así que Vasilevski regresó al escenario. Sonaron, por segunda vez, los acordes de Te mando flores. El bogotano escuchó cantar a la audiencia y la dejó seguir con un gesto de invitación. Al término del tema, fanáticas se acercaron al escenario a abrazar al intérprete, mientras los asistentes desde sus asientos pedían más canciones.

Para finalizar, repitieron Enrédame, Arroyito y Prometo. Aunque What a wonderful world, tema conocido en la voz de Louis Armstrong que se incluyó en la última producción de Fonseca, no formó parte del repertorio, el público abandonó satisfecho el Teatro, una vez que los miembros de la orquesta salieron del tablado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)