9 de marzo de 2016 23:10

Juan Diego Flórez se llevó los aplausos y el corazón de los ecuatorianos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 14
Pamela Castillo
Redactora (I)

Con su interpretación de Malagueña se ganó una ovación de pie y los gritos eufóricos del público de Quito. El tenor peruano Juan Diego Flórez se presentó por primera vez en la capital la noche de este martes 8 de marzo del 2016, en la Casa de la Música y tendrá una segunda función el jueves 10, en Guayaquil.

Considerado como el mejor tenor lírico del mundo y el heredero de Luciano Pavarotti, Flórez no decepcionó a sus seguidores. Su puesta en escena estuvo llena de elegancia y su poderosa voz estuvo acompañada por la Orquesta Sinfónica Nacional (OSNE), que dio un espectáculo sobrio y variado.

El evento se inició con Merce diletti amici, de Verdi. El peruano hizo vibrar su voz lírica que llegó con buena acústica hasta las últimas localidades de la Casa de la Música.

Las arias francesas e italianas fueron las protagonistas de la primera parte del repertorio, que estuvo conformado por la obertura La favorite (Donizetti), La belle Héllene (Offenbach) y Principe piú non sei (Rossini), entre otras.

La OSNE, que estuvo bajo la dirección del maestro invitado Hugo Carrió, alternó canciones con Flórez e interpretó temas como la obertura Carmen (Bizet).

Pero fue la segunda parte del concierto la que permitió a Flórez ganarse el corazón de los ecuatorianos. Después de un intermedio, el tenor regresó al escenario con un repertorio de huaynos peruanos, como Ojos azules y Valicha. Puso a cantar al público y le pidió que lo acompañara con las palmas.

El tema La flor de la canela (Chabuca Granda) le valió una ovación de pie. Siendo un artista completo, también salió al escenario con una guitarra acústica para interpretar su versión lírica de Malagueña, con la que el público rompió en gritos eufóricos.

La música caribeña llegó con temas como Guantanamera y Me importas tú, canciones que los espectadores corearon junto a Flórez. El tenor también se dio un espacio para poner un toque de humor a la presentación, como cuando extendió su voz en un largo tono agudo y miró el reloj pretendiendo que podía continuar manteniendo la nota sin perder el aliento.

La donna e mobile fue el tema que interpretó ante la petición de los espectadores de que regresara al escenario. Finalizó su concierto con el éxito Sombras, acompañado por su guitarra.

Seguidores que estaban en el público se acercaron para regalarle ramos de rosas y para abrazarlo. Flórez agradeció el calor ecuatoriano después de dos horas de presentación.

El tenor peruano Juan Diego Flórez se presentó por primera vez en Quito la noche de este martes 8 de marzo del 2016, en la Casa de la Música. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)