5 de January de 2013 16:56

Una firma ayuda a construir un país sin botellas de plástico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3

Las botellas plásticas que usted compra y luego desecha  sin remordimientos están nuevamente en los supermercados gracias a la   iniciativa de una empresa local.

Hace cinco años, Enkador, que   produce hilos sintéticos,  vio en el desecho plástico una oportunidad para ampliar su negocio.
Los ejecutivos de desarrollo de mercado de esta firma visitaron  fábricas de reciclaje en varios países europeos y comenzaron a buscar financiamiento. Todo con una idea: tener  un país libre de  botellas plásticas  (conocidas industrialmente  como PET).

En países como Colombia, por ejemplo, el material se tritura  para producir escamas para  la  industria textil, dice Carlos  Mario Saldarriaga, gerente de la firma.  

Pero  Enkador   quiso que sus productos generen el más alto valor agregado.  Además de escamas, los equipos de su planta, que funciona desde mediados del 2012 con el nombre de Recypet,  son capaces de producir ‘chip’  o  resina  de PET. Este material, cuya forma es similar   a  granos de   arroz partidos,  se usa en  la fabricación de nuevos envases.

Según la experta ambiental Johanna Morales, gerenta de Ecoproyectos del grupo Sambito, la mayor virtud de este tipo de procesos es que  reduce la extracción de petróleo. Además, una botella plástica puede tardar en degradarse hasta  1 000 años.   
La producción de una botella con plástico reciclado es 72% menos contaminante que usar   PET virgen (que se obtiene  de petróleo), según datos de Sambito.

Recypet procesa 1,6 millones de botellas diarias, que evitan la emisión al ambiente  30 000 toneladas al año de gases  contaminantes (CO2), el equivalente a retirar de las calles   15 000 autos.

Enkador exporta el 95% de su producción de ‘chips’   a Inglaterra, China y otros para la fabricación de nuevas botellas.  El resto se vende a industrias locales, en especial  para  producción textil.

La adquisición de equipos fue lo más complejo, pues hizo falta   desarrollar  máquinas para procesar el  tipo  de botella  que se usa    en el país, que tiene  tamaño, forma  y peso específicos.

La calidad de  la botella fue  otro aspecto que se tomó en cuenta.  “No es lo mismo procesar   botellas que se reciclan de forma limpia que aquellas que están en  botaderos y requieren procesos más complejos de lavado”, dice Saldarriaga. Enkador  envió  20 toneladas de botellas a las  empresas europeas  Sorema y Erema, para que desarrollen la tecnología capaz de procesar este material.

En la planta se invirtieron  USD 15 millones. De esos,  USD 10 millones se financiaron con un crédito de la Corporación Financiera Nacional  y el resto con capital de accionistas  de Enkador y bancos. “El apoyo gubernamental los últimos  años ha sido fundamental”, reconoció Saldarriaga.

Otro  desafío  era conseguir las botellas usadas en un país donde la cultura de reciclaje apenas está empezando. Para ello, organizaron y capacitaron a gestores ambientales.  Fernando Carrera,  gerente de desarrollo de mercados de Enkador, cree que la ley que   fijó un impuesto de 2 centavos de dólar a las botellas plásticas fue fundamental para el  proyecto. “Antes,  se pagaba menos de USD 0,10 por kilo. Hoy es USD0,80  para el recolector, que es gente  de escasos recursos”.    
 
Enkador contrató 100 trabajadores adicionales para la planta y   benefició de forma indirecta  a 1 300 gestores ambientales de  las provincias de Pichincha, Guayas, Manabí y otras. Rosa Adriana Velásquez, propietaria de uno de los centros recolectores que entrega material a Enkador, dice que recoger PET se volvió más rentable y también permite capacitar en el cuidado del medio ambiente. “Dictamos talleres en las 15 escuelas donde recogemos  el material”, manifiesta la empresaria.


Marco Yánez / Experto en energía alternativa
‘Yo  pago USD 5 de luz al  mes siendo más eficiente’

A los 15 años aprendí a generar hidrógeno en el colegio, un tremendo combustible seis veces más potente que el  combustible fósil. El agua se descompone en oxígeno e hidrógeno con una simple pila de seis voltios.

Desde entonces, en mi vida diaria busco siempre la eficiencia energética.  En mi casa  pago USD 5 mensuales por el consumo de energía eléctrica. Sin eficiencia energética mi planilla llegaría a USD 40.  Una vez, la Empresa Eléctrica me hizo  una inspección porque pensaba que estaba robando luz. Pero se dieron cuenta que el pago se explicaba por  eficiencia en el consumo eléctrico.

Yo  hice un estudio de iluminación para mi casa. En mi departamento  recién a las 18:00 se requiere prender la luz eléctrica. El resto del día existe una buena iluminación natural. Todo gracias al diseño.   En Europa estuve en una cumbre sobre arquitectura bioclimática donde aprendí mucho de estos temas. Si se hace  una casa sin conocimiento, puede ser tan oscura y fría como nunca imaginamos. Además, genera gasto de luz eléctrica o calefacción, que debe usar incluso en el día. Pero con diseño se puede ser más eficiente. También uso paneles fotovoltaicos para  mi casa.      

Soy físico, pero me especialicé en energías alternativas  y eficiencia energética porque  estaba muy claro para mí  la problemática del calentamiento global y la crisis energética mundial.   Tuve la oportunidad de estudiar en  Brasil  y me propuse  promover  estas energías en la Politécnica Nacional. En el 2001impulsé un  laboratorio para fomentar y desarrollar prototipos, información  y difusión en este tema. Estamos hablando de más de una década de desarrollo continuo.

El laboratorio empezó  de cero, con un ayudante. Entonces, no teníamos ni siquiera escritorio.
Hoy tenemos tres ayudantes y equipos de punta para generar datos  en tiempo real sobre radiación solar, temperatura, rapidez del viento,  humedad, etc., parámetros fundamentales en las energías alternativas.

Estos datos son de acceso libre y gratuito. Aunque tenemos cero  de presupuesto, sacamos proyectos   a partir de  trabajos de tesis. Uno de ellos es  un sistema de  energía solar que se puede aplicar, por ejemplo, para el secado de madera o de granos.   En el laboratorio también se evalúa la eficiencia de  paneles solares, sistemas de  calentamiento de agua, entre  otras tecnologías.


Cifras locales
 1 100 millones de botellas  en Ecuador  
Según   el Ministerio del Ambiente, en el Ecuador se genera unas  1 100millones de botellas de plástico PET(tereftalato de polietileno)    al año.  A  noviembre del 2012 se recolectaron 732, 1 millones de unidades. La cifra representa un    72% del total de la producción anual de las embotelladoras,  pero se esperaba   llegar al 90% al cierre del 2012.

Según  un estudio efectuado en el 2010 por   Sambito, Guayaquil consume 366 millones de botellas PET  al año. Y el 14% de las
1 800 toneladas de basura  que genera Quito al día es plástico. En octubre pasado más de 100   colegios de Quito  reciclaron  
1   559 002 botellas en la Cumbre de Medio Ambiente para Niños, que se entregaron a Enkador para su procesamiento.


Desechos
265 millones de toneladas de plástico
Según cifras de la  organización Plastic Europe,  la producción mundial de plásticos llegó en el 2010 a 265 millones de toneladas métricas (TM), con una tendencia de crecimiento de largo plazo de un 5% anual, en las últimas dos décadas.

Según sus cálculos,  la producción en el 2011 habría alcanzado  los 280 millones de TM, cifras que deberán ser confirmadas en un estudio  que esta institución publicará próximamente. Un 37% del total de plástico que genera la industria se destina a envases y embalaje.

Según un informe de Greenpeace, en el 2007  el principal  problema de los plásticos es que la mayor parte va a dar a los océanos. Según esta organización,  el 80%   de la basura marina tiene origen en tierra firme.


LA FRASE
‘No tiene sentido moler botellas recicladas y enviarlas a China, hay que darles valor agregado’.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (4)