14 de July de 2010 00:00

El fideicomiso para el Yasuní ITT está listo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad

La firma del fideicomiso para la Iniciativa Yasuní ITT está prevista para la primera semana de agosto. Así lo anunció anteanoche María Fernanda Espinosa, ministra Coordinadora de Patrimonio Natural y Cultura.

El documento, de 100 páginas, está listo y ya fue aprobado por la Secretaría Jurídica de la Presidencia de la República.

En el marco del foro Yasuní ITT, una opción viable y necesaria, que se efectuó en la Flacso, Espinosa indicó que el fideicomiso contiene tres documentos.Estos son los términos de referencia, el memorando de acuerdo entre el ente administrador -que es el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)- y el Gobierno de Ecuador. También está el acuerdo de administración entre el PNUD y los países aportantes.

Espinosa dijo que se coordina una agenda entre la administradora del PNUD, Helen Clark, y el presidente Rafael Correa.

Para Espinosa, la firma del fideicomiso será la partida de nacimiento del proyecto. “Es un instrumento que permitirá concretar los compromisos y contribuciones de países que han mostrado interés”.

Ivonne Baki, líder del equipo negociador de la Iniciativa Yasuní ITT, aseguró que todos los países europeos han mantenido su compromiso. Entre ellos constan Alemania, España, Bélgica, Francia, Noruega, Italia y Holanda. También se está negociando con Estados Unidos. Hoy llega al país el asesor del presidente Barack Obama. “Lo sucedido en el golfo de México creó sensibilización, este es el momento oportuno para llegar hacia ellos”, dijo Baki.

A pesar de que los países no han hablado de montos, se conoce que el apoyo será económico.

La Iniciativa Yasuní ITT requiere una contribución financiera de la comunidad internacional de, al menos, USD 3 600 millones. Este monto equivale al 50% de los recursos que el Estado percibiría en caso de optar por la explotación petrolera.

La intención de uso de estos fondos está dividida en cinco propuestas: invertir en energía renovable, en energía sostenible y reforestar 1 millón de hectáreas. También promover el desarrollo social y fomentar la investigación científica y tecnológica, especialmente en energías renovables. En su exposición Fander Falconí, coordinador del Doctorado de Economía de la Flacso, resaltó la necesidad de una transición hacia una economía sustentable.

Esta debe superar la dependencia extractivista de los elementos primarios, como el petróleo, señaló. Además, abogó porque haya consensos en la Iniciativa para que tenga éxito.

Carlos Larrea, coordinador técnico de la Iniciativa Yasuní ITT, destacó que la propuesta se enmarca en la problemática mundial, no solo en el ámbito climático sino en la demanda del consumo del petróleo.

Larrea explicó que en los últimos cinco años en Estados Unidos se registró un 0% de crecimiento en la demanda del combustible. Además, dijo que la inexplotación no significará un sacrificio fiscal para el Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)