25 de junio de 2016 20:26

Expectativa por suerte de animales y espacio del Zoo de Buenos Aires

El zoológico permanecerá cerrado hasta las vacaciones de invierno, que en Argentina arrancan el 18 de julio, fecha en la que reabrirá como ecoparque

El zoológico permanecerá cerrado hasta las vacaciones de invierno, que en Argentina arrancan el 18 de julio, fecha en la que reabrirá como ecoparque. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Agencia AFP

Tiene 128 años de historia en Buenos Aires. Cuando se fundó, el zoológico de la capital argentina quedaba retirado del mundanal ruido, pero hoy es el corazón de una megalópolis que aplaude con algunas dudas su transformación en un ecoparque interactivo.

¿Cuándo cierran? ¿Dónde irán a parar las jirafas y el elefante? ¿Estará enterado de la mudanza el abogado de la orangutana Sandra? ¿Conservará el paseo intactas sus 18 hectáreas? La alcaldía de Buenos Aires anunció el jueves un proyecto para reconvertir su zoológico, una bella construcción del siglo XIX, en un ecoparque con animales autóctonos y rescatados del tráfico ilegal.

Ello implicará el traslado de la mayoría de sus 1 500 animales, entre los cuales hay 11 en situación crítica por vejez y enfermedades.

"No da para más, estamos tomando una decisión histórica de empezar un proceso de transformación. Estamos convencidos que no es éste el lugar adecuado para tener a estos animales", dijo el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, al anunciar el proyecto.

El paseo cerrará sus puertas sólo por unas semanas y luego reabrirá bajo administración del Estado con su actual fisonomía como paso previo a su transformación. El ministro de Modernización de la ciudad, Andy Freire, explicó que el objetivo es "repensar este lugar, que corresponde a una visión del siglo XIX, para transformarlo en un espacio del siglo XXI".

El primer paso será trasladar la mayor cantidad posible de animales a un lugar donde mejore su condición actual, pero aún no dan detalles sobre el destino exacto. Trascendió que en las próximas semanas las aves, algunos mamíferos y reptiles serán los primeros en mudarse a la Reserva Ecológica de Costanera Sur, una zona arbolada a orillas del Rio de la Plata. 

Freire indicó que la alcaldía llamará a concurso público de paisajistas, "que tendrán el desafío de proyectar un moderno ecoparque que conviva con 52 arquitecturas que son patrimonio histórico" de la ciudad, jaulas y pérgolas majestuosas construidas en 1875 cuando se inauguró el zoológico de Buenos Aires, declarado Monumento Histórico Nacional en 1997.

En estas 18 hectáreas el visible deterioro de algunos chimpancés, camellos y yaguaretés hembra (jaguar americano), entre otras especies, había inspirado desde hace años llamados a cerrar el Zoo por parte de autoridades, legisladores y defensores de animales.

"El jardín del zoológico de la ciudad de Buenos Aires está apenas a 60 mts de una de las avenidas más transitadas de la ciudad y tenemos detrás a un grupo de jirafas", dijo a la AFP Javier Goldstein, miembro de la comisión ambiental y técnica para la transformación del zoológico.

"Entendemos que no están teniendo bienestar animal, que están expuestos a un montón de problemáticas inherentes a estar hoy en el corazón de la ciudad", dijo.

Según Goldstein, un ecoparque como el que se plantea "es una usina, una incubadora de proyectos de conservación, educación e investigación en el corazón de la ciudad, pero para trabajar in situ, en las provincias de Argentina, para favorecer a la reintroducción y a la conservación de las especies nativas", explicó. Los únicos animales que ingresarán serán ejemplares heridos o rescatados del tráfico para luego ser liberados en su hábitat natural.


Adrian Sestelo, biólogo del zoológico de Buenos Aires, explicó a la AFP que este cambio no es de un día para otro y supone un cuidado extremo para aquellos animales más adultos y exóticos.

"Si es un ejemplar adulto, puede sufrir y morir en ese traslado, entonces hay que evaluarlo para definir si realmente lo vas a trasladar", dijo Sostelo al apuntar que en varios casos lo mejor será mantenerlos allí.

La orangutana Sandra, nacida en 1986 en el zoológico alemán de Rostock y trasladada a Buenos Aires en 1994, es uno de esos casos delicados, no sólo por su estado de salud sino porque un tribunal la declaró el año pasado "sujeto no humano" con derecho a la libertad, un dictamen insólito a nivel mundial.

Según la justicia, tiene sentimientos y por lo tanto se le puede aplicar un hábeas corpus. Precisamente el viernes, la justicia de la ciudad determinó que el gobierno de Buenos Aires debe garantizar su cuidado y ordenó que se establecieran "indicadores de bienestar animal" bajo supervisión.

El legislador de la ciudad Adrián Camps, impulsor en 2015 de un proyecto de ley para convertir el Zoológico de Buenos Aires en un Jardín Ecológico, fue cauteloso con el anuncio oficial porque no fue consultado sobre un tema que viene trabajando desde hace años.

"Lo que hay que saber es que dentro del zoo hay animales que no pueden volver a su hábitat natural. Nacieron en cautiverio y es imposible meterlos en la vida silvestre, jamás se adaptarían", dijo al portal BigBang.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)