13 de junio de 2014 20:10

Científico culpa a FIFA de que exoesqueleto apenas se viera en TV

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
DPA 

 El neurocientífico brasileño Miguel Nicolelis culpó hoy viernes 13 de junio de 2014,  a la FIFA de que el exoesqueleto robótico que permitió que un paralítico diera el puntapié inicial del Mundial de fútbol de Brasil 2014 apenas se viera unos segundos en la televisión. "La FIFA debería responder por la edición de las imágenes que impidió que la demostración fuera trasmitida en forma íntegra. La responsabilidad es toda suya", escribió el médico de 53 años a través de su cuenta en Twitter (@MiguelNicolelis).

La idea inicial era que el joven paralítico de 29 años se levantara de la silla de ruedas y, metido en un traje biónico que conecta su cerebro a las piernas y le devuelve la sensibilidad en las extremidades, caminara unos pasos en el medio de la cancha y diera el primer toque del partido entre Brasil y Croacia.

Sin embargo, la esperada demostración pública del proyecto "Andar de nuevo" tuvo lugar finalmente a un lado del campo de juego, donde apenas se vio al hombre pateando el balón unos segundos en la televisión.

En total, asegura Nicolelis, la demostración ante cámaras duró siete segundos, durante los cuales, lo que más pudo verse fue el balón rodando, en cambio de mostrar lo más importante, que era la devolución al joven de la capacidad de mover las piernas a través de su cerebro.

"Quien definió el tenor de la demostración, la duración y la edición de las imágenes fue la FIFA. Las quejas sobre esos temas deben ser encaminadas a ella", afirmó.

"Un brasileño, portador de parálisis en más de la mitad del cuerpo, pateó con un 'exo' (esqueleto) bajo control del cerebro y sintió la patada", resumió.

Como "mensaje final", expresó: "Lo que fue prometido, fue entregado. Después de 17 meses de trabajo insano, la misión fue cumplida integralmente", afirmó, y acompañó la aseveración con un enlace a un vídeo que comprueba el éxito del proyecto.

Los meses de trabajo a los que alude son los que se cuentan a partir de que se decidió exhibir el invento en el Mundial.

El proyecto en sí fue iniciado en 2001 por Nicolelis en el Centro de Neuroingenería de la universidad estadounidense de Duke y actualmente están involucrados en el mismo 156 técnicos y científicos de varios países del mun

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)