15 de agosto de 2017 00:00

Las nacionalidades y pueblos expusieron su cultura en Pastaza

En Pastaza, los representantes de culturas como la Shuar, Kichwa, Waorani y Cofán, entre otras, mostraron sus trajes.

En Pastaza, los representantes de culturas como la Shuar, Kichwa, Waorani y Cofán, entre otras, mostraron sus trajes. Foto: Cortesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 5
Fabián Maisanche
Redactor
(F - Contenido Intercultural)

El primer festival ancestral se realizó en el malecón Boa Yaku Puyo, ubicado en el centro del cantón Pastaza. Las delegaciones de pueblos y nacionalidades de la Amazonía, Sierra y Costa expusieron sus artesanías, danzas, rituales, música y vestimenta el fin de semana.

Para eso, los participantes ubicaron carpas y una tarima donde se desarrolló la exhibición de las diferentes culturas entre ellas la Shuar, Kichwa, Waorani y Zápara. Además, de los Tsáchila, Shiwiar, Afro, Quijos, Cofán y Otavalo.

Los líderes de cada una de las delegaciones amazónicas y del subtrópico lucieron sus coronas elaboradas con lianas y adornadas con multicolores plumas de aves exóticas o la piel de animales salvajes. Las lanzas, bastones de mando y cerbatanas no faltaron.

A estas insignias se sumaron los collares elaborados con piedras, huesos de animales y semillas que colgaban de los cuellos y pechos de los hombres. Las mujeres lucieron aretes de flores y semillas. Sus rostros estaban pintados con el wituk donde se daba a conocer las montañas, la culebra, el mono o el jaguar.

Yanda Inayu arribó con su familia y amigos en representación de la nacionalidad Zápara. Todos vestían la denominada llanchama que es la corteza de un árbol que se golpea y lava hasta que adquiere la textura de una tela corriente. Sus rostros estaban pintados.

“Hemos compartido con los turistas nacionales la chicha que se elabora en nuestra nacionalidad. La aceptación de los turistas ha sido fantástica en este festival”, indicó Inayu. A pocos metros se colocaron cinco integrantes de la Asociación de Mujeres Waorani de la Amazonía Ecuatoriana (Amwae). En una mesa colocaron los collares, cerbatanas, correas, hamacas, individuales para la cocina y las mesas del comedor. Los productos son elaborados con plantas de chambira.

Patricia Nenquihui, presidenta de Amwae, explicó que otra de las mercancías apetecidas por los turistas fueron las barras de chocolate. Los frutos orgánicos con que se prepara el manjar se cosecha en las chacras de cada familia de las comunidades asentadas en Pastaza y Napo.

Según la dirigente, la feria permitió para que los turistas nacionales conozcan sus productos que son “adquiridos y valorados” por los extranjeros. “Estamos felices de que adquieran nuestros productos. Lo que vendemos es retribuido a las compañeras de las diferentes comunidades y también nos ayudan a seguir capacitándoles”, aseguró Nenquihui.

El evento fue organizado por la dirección de Turismo del Municipio de Pastaza con el apoyo de los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae). Según datos del Cabildo de Pastaza al festival asistieron unos 2 000 turistas.

Marlon Vargas, presidente de la Confeniae, indicó que la demostración artística fue recibida con agrado por la población urbana. “La riqueza cultural, espiritual y energética de las nacionalidades se pudo presenciar con los 10 grupos artísticos que participaron en el festival. Los jóvenes de la Confeniae anuncian nuevas sorpresas en la gestión cultural”, aseguró Vargas.

El grupo Jokiwas amenizó la festividad con el acompañamiento de artistas de Otavalo, Cotacachi, Esmeraldas y Saraguro. Judith Cachipuendo, directora de Turismo del Cabildo, indicó que hubo una conexión total con la música.

“Estas actividades buscan resaltar la cultura que hay en las nacionalidades de Pastaza. La participación de los pueblos amazónicos es importante en el cuidado de la selva”, comentó Cachipuendo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)