24 de February de 2015 21:20

Epica no abandona su marca registrada

La banda de metal holandesa Epica tiene previsto presentarse en el Teatro Bolívar en Quito. Foto: Cortesía de Epica

La banda de metal holandesa Epica tiene previsto presentarse en el Teatro Bolívar en Quito. Foto: Cortesía de Epica

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Luis Fernando Orquera
Redactor (I)

Mañana (26 de febrero de 2015) llega a Quito, por segunda ocasión, la banda holandesa de metal sinfónico Epica. Cuando arribaron por primera vez en el 2008 promocionaban su tercera placa ‘The Divine Conspiracy’, una que consolidaba su popularidad en Europa -en su país el disco había debutado en el puesto nueve- y que hacía más fuertes sus lazos con ­Latinoamérica gracias a la gira que incluía a la capital.

Su presentación tuvo lugar en el Teatro Bolívar, espacio histórico que aparte de la comodidad para el público brindó una atmósfera ideal para la música del grupo, que tiene tanto arreglos corales como orquestales. Mark Jansen, guitarrista y principal compositor del grupo contó a EL COMERCIO que “siempre es agradable tocar en edificios antiguos con mucha historia. Le dan un encanto extra al show”, aseguró.

Por otro lado, el también vocalista cree que los lugares más modernos, como sería el caso del Teatro Nacional de la C.C.E. que los recibe mañana, son más seguros y mejor equipados.

Ahora bien, en esa línea de ventajas y desventajas, meses antes de aquella presentación en Quito en el 2008, el grupo se había embarcado en una gira norteamericana tensa, debido la ausencia de su vocalista, la soprano Simone Simons.

Ese año fue diagnosticada con una condición bacteriana llamada SARM, la cual la alejó de los escenarios.

Por suerte, su recuperación fue inmediata. Tras las malas noticias, no solo vino la gira sudamericana sino que también le sucedió la grabación del álbum ‘Design Your Universe’. Con esa placa regresaron al ‘top ten’ holandés y, de paso, a Ecuador. Cuenca los recibió así en el 2011, con cuatro discos de estudio; es decir, dos menos que en esta ocasión que promocionan ‘The Quantum Enigma’.

Con el lujo de tener tanto material, los conciertos de Epica se enfocan en los mejores momentos. “Escucho cuidadosamente las sugerencias de los fans y de otros miembros; luego hago el repertorio. (...) Tratamos de integrar temas que rara vez se tocan y que la gente quiere escuchar. Hay una chica ecuatoriana que a diario nos pide Sensorium. Quizás esa sea una opción para Ecuador”, aseguró Mark Jansen.

Aunque el peso vocal del grupo orbita principalmente alrededor de las habilidades de la soprano Simons, la voz gutural brinda equilibrio al ensamble. El guitarrista del grupo es el dueño de esa técnica vocal, una que ha cambiado con el tiempo para bien. “He aprendido a usar mi voz en la mejor forma posible y la gente me dice que suena mejor que nunca; creo haber encontrado un balance”.

Además de los ejercicios para voz que suele hacer antes y durante las giras para mantener en alto nivel su performance, Jansen difícilmente abandona su guitarra. De hecho, compone en su instrumento mientras viaja o está en los hoteles que lo hospedan por el mundo. Sin embargo, el músico confía en que todavía no ha escrito su mejor trabajo: “Si no tuviéramos el sentimiento de que podemos hacer algo mejor que antes, no podríamos sacar lo mejor de nosotros. Espero que no llegue pronto el momento en el que pensemos que no ­podemos mejorar”.

Si bien es muy subjetivo demostrar la evolución musical del grupo, es posible hacerlo con el desempeño de sus trabajos en los listados.

Cada nueva placa ha superado los números de la anterior, a tal punto que desde su penúltima placa, Epica no solo protagoniza los ‘charts’ de su país y Europa, sino también ha ganado espacios más relevantes en EE.UU., Reino Unido y Japón. Lo interesante es que Epica ha logrado esto pese a que su estilo aún es considerado como subterráneo.

Si bien no son pioneros, sí se convirtieron desde su inicio en el 2002 en una de las voces más relevantes del metal sinfónico. La fidelidad a estos sonidos son claves para Jansen, quien confiesa que nunca se abandonará esa marca registrada. “No dejaremos de hacer partes orquestales, coros, guitarras progresivas u orientadas al death metal. Sin embargo, dentro de eso, hay espacio para experimentos y nuevas oportunidades”.

A pocas horas de arrancar su tour latino en Quito, Mark Jansen solo piensa en la energía y pasión de sus fans ‘sudacas’. Claro, antes supo confesar que si existe algo malo de venir es su odio por los aeropuertos y la sensación de estar en una prisión al cruzar las aduanas.

Los integrantes

Coen Jansen
Tecladista. Nació el 2 de abril de 1981

Isaac Delahaye
Guitarrista. Nació el 9 de enero de 1982

Simone Simons
Vocalista soprano. Nació el 17 de ­enero de 1985

Mark Jansen
Guitarrista/voz. Nació el 15 de ­diciembre de 1978

Arien Van Weesenbeek
Baterista. Nació el 17 de mayo de 1980

Rob Van Deloo

Bajista. Nació el 25 de junio de 1979

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)