6 de marzo de 2015 16:23

Mónica Hernández: 'Plan Familia Ecuador se enfoca en la prevención de embarazo adolescente'

La Directora del Plan Familia Ecuador está en desacuerdo con que nivel de política pública se dé un contexto, a los jóvenes, de “disfruta del sexo usando preservativo”. Foto: Archivo/ El Comercio

La Directora del Plan Familia Ecuador está en desacuerdo con que nivel de política pública se dé un contexto, a los jóvenes, de “disfruta del sexo usando preservativo”. Foto: Archivo/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 112
Triste 2
Indiferente 6
Sorprendido 9
Contento 128
Desirée Yépez
Redactora (I)

"Aquí trabaja un scout". El mensaje está impreso en una hoja de papel bond pegada en la puerta de vidrio de la oficina de Mónica Hernández, directora de Plan Familia Ecuador. 'It’s All About Family' está tallado en un objeto de madera que decora su escritorio.

La doctora y experta en temas de micro finanzas se desempeñó, desde 2013, como asesora de Rafael Correa en temas de adolescencia. A fines de 2014 fue designada como responsable en el desarrollo de políticas públicas en educación sexual para prevenir el embarazo adolescente. Y desde entonces la polémica le sigue los pasos, pues ha sido vinculada con grupos ultraconservadores.

Para ella, el derecho más importante de los adolescentes no se enfoca en la salud sexual ni reproductiva, son otros los aspectos que, desde su perspectiva, debieran cobrar mayor relevancia.

La filiación divina es el fundamento del espíritu del Opus Dei. Uno de sus principios es que ayuda a encontrar a Cristo en todos los aspectos de la vida. ¿Usted es miembro del Opus Dei?

No soy del Opus Dei. Hace muchos años estuve cercana al Opus Dei, pero no soy. Al estar vinculada a grupos de desarrollo me veo con grupos salesianos, jesuitas.

Conozco, aprecio, a muchas personas que por cuestiones de servicio están cercanas, pero no soy.

Así lo haya sido, uno de los principios del Opus Dei es la libertad. Esto implica respetar las opiniones ajenas. ¿Qué rol juegan los valores religiosos en el momento de desarrollar políticas públicas para un Estado Laico?

Como soy creyente, católica, incluso por ser coherente con mi fe, tengo que separar mi actitud de vida y creencias personales, de lo que son definiciones de política pública. Es clarísimo que un tema es el asunto personal y otro el público. En el Plan Familia Ecuador no tenemos ningún tipo de fundamento religioso.

¿Entonces por qué surgieron esos cuestionamientos a su figura como directora del Plan?

Esto comenzó en noviembre. Hay personas que saben que soy católica practicante y en algún momento de mi vida tenía a mi alrededor gente vinculada al Opus Dei.

Cuando era estudiante estaba cercana al Opus Dei, pero de eso hace más de 30 años.

Creo que como el Opus Dei genera polémica, muchas de las personas que por redes sociales difundieron eso saben que llama la atención. No les interesa que trabajo con algún grupo de juntas parroquiales, o con grupos cristianos, o que tengo muchos amigos ateos.

He fortalecido grupos juveniles como los Latin Kings, corporación de reyes y reinas… Para los fines de esas personas no es práctico mencionar que tengo relación con sectores populares, urbano marginales.

¿Cómo se vinculó al Gobierno de la ‘Revolución Ciudadana’?

Conozco al señor Presidente de cuando era Ministro de Finanzas, porque estuve más de 20 años vinculada con proyectos sociales de desarrollo. Soy creadora de Fundación Alternativa, que a su vez es creadora del Banco Solidario, de la Red Financiera Rural, del Foro de la Microempresa.

Nos unió mucho que es scout y yo también. A partir de eso, él me pide que sea su asesora en temas de adolescencia. El desafío lo asumí desde octubre de 2013.

Al igual que el presidente Correa, ¿usted es crítica con las prácticas hedonistas?

Creo que una persona en su vida privada tiene todo el derecho de hacer lo que quiera.

Pero a nivel de política pública que se dé un contexto de “disfruta del sexo usando preservativo”, tampoco estoy de acuerdo. O sea cómo a través de una política pública se promueve a los adolescentes que en vez de postergar el inicio de su vida sexual lo adelanten…

¿Usted cree que el Enipla fomentaba el ‘adelanto’ en el inicio de la vida sexual?

Así es. Estoy firmemente convencida. Desde que comencé a trabajar con el Presidente en octubre de 2013, hice bastantes conversatorios, reuniones con jóvenes, adolescentes… y ellos me contaban.

En una ocasión una niña me contó que amigas suyas iniciaron su vida sexual a los 11 años en el baño del colegio, haciendo uso de los preservativos que regalaba el Ministerio de Salud. No creo que eso sea una consecuencia sana de una política pública.

¿Cómo desarrollar políticas de educación sexual en un contexto dónde existe acceso a todo tipo de información y es un hecho que hay un inicio temprano en la vida sexual?

De alguna manera es un poco lo que vamos a hacer. El rato que la gente conozca se va a entusiasmar mucho. Tenemos ejes alrededor de lo que es educación en afectividad y sexualidad.

Uno es darle mucha fuerza a la familia, como núcleo de la sociedad, buscando que se aproveche al máximo de amplísima y profunda información, para que dialoguen con sus hijos, no solamente con el adolescente, sino desde que son niños.

Por otro lado, dar información a los jóvenes para que tomen decisiones libres, informadas y responsables.

Con el Ministerio de Educación trabajaremos en escuela para padres, talleres, contenidos que el Presidente quiere ver directamente. Eso incluye elementos antropológicos, sociológicos psicológicos, no solo médicos.

¿Por qué pasar de una estrategia intersectorial de planificación familiar y prevención del embarazo adolescente, a un Plan Familia?

Seguirá siendo intersectorial y se ampliará. Antes el eje y uno de los temas más fuertes eran el Ministerio de Educación y el de Salud. Cuando un adolescente tenía un problema: “anda a que te resuelva el Ministerio de Salud”.

Lo lógico, lo ideal, es que si un adolescente, un niño o una niña, tiene un problema, tenga tan buena relación con alguien de su familia que pueda dialogar y no irse al centro de salud.
Si antes esta estrategia intersectorial abarcaba al Ministerio de Salud, Educación E Inclusión Económica y Social, ahora sumamos la familia, entorno, barrio.

Según el INEC, los embarazos en adolescentes entre 10 y 14 años subieron en los últimos años de 1,98% a 2,16%. La primera causa por las que las niñas de 10 a 17 años acuden al hospital es por el parto y sus complicaciones: 74 000 niñas al año.
Entre otros aspectos, en el proyecto que ha sido difundido a través de varios medios se atribuye esa realidad a la falta de valores. ¿A qué valores se refiere específicamente?


El documento que fue difundido todavía no es oficial, en algunos sectores del Gobierno las paredes ya no solo hablan sino que usan el Internet. Pero en el tema de los valores nos referimos a los típicos humanos, el auto respeto, autocontrol, generosidad, solidaridad, responsabilidad. Son los valores que, si de alguna manera se dialoga con adolescentes, ellos mismo mencionan.

¿En este momento ya no hay esos valores, se han perdido?

Creemos que se han perdido mucho. Antes había mayor contienda de que papá y mamá eran los principales responsables de la educación de sus hijos, ahora se delega esa responsabilidad al colegio, cuando se trata de una corresponsabilidad.

Si desde el lado de la familia, porque papá y mamá trabajan, o muchas veces es un hogar monoparental, no hay tiempo para los hijos, se pierde esa época riquísima de formación y diálogo. Queremos volver a involucrar a los padres como actores principales. Se darán talleres a través de empresas públicas, privadas, para dar información, formación y motivación.

¿La castidad, la virginidad, es uno de esos valores?

No, esos son valores más religiosos. Castidad es un término que tiene una connotación religiosa pero tiene mucho que ver con la abstinencia, la postergación del inicio de la vida sexual.
Para mí el autocontrol que un adolescente debe tener para dilatar el inicio de su vida sexual es un tremendo valor, con mayor razón en un entorno donde el Internet le dice “anímate”, lo mismo los amigos, la pareja…

¿La abstinencia sí se promueve como parte de la política pública?

Definitivamente. Como una opción más, igual que estarán a disposición métodos anticonceptivos y preservativos.

La abstinencia y todo lo que implica información de cómo cuidarse será parte de la política pública, no se trata de una política pública de abstinencia. Se dará mucha fuerza a la invitación de que ellos, los jóvenes, tomen la decisión.

¿Los proyectos previos de planificación, como Enipla, no hablaban de abstinencia?

En algún documento inicial de lo que era el Enipla, cuando lo concibieron, vi esa palabra. Conversando con alguna de las profesionales que la crearon se comentó al respecto, pero en la práctica no se lo utilizó nunca.

En la página web de ‘Habla serio, sexualidad sin misterios’ me parece que nunca la vi, ni se hablaba de postergación del inicio de la vida sexual.

¿Proyectos como Habla serio, sexualidad sin misterios, se descartan?

Fue un proyecto comunicacional muy interesante, entonces aprovecharemos lo bueno que tuvo para generar contenidos.

Tomando en cuenta que el Art.67. de la Constitución reconoce la familia en sus diversos tipos, ¿el Plan familia también desarrolla estrategias para esa diversidad?

En Plan Familia Ecuador queremos invitar a todos los ecuatorianos a involucrarse.

¿Se piensa también en la comunidad GLBTI? ¿Cómo se lo trabajará con jóvenes?

Plan Familia Ecuador se enfoca, prioritariamente, en la prevención de embarazo adolescente que no es, precisamente, la preocupación de los grupos GLBTI. Desde ese eje invitamos a todos.

¿Pero puntualmente el tema GLBTI no está dentro del Plan Familia?

No se lo topa porque es un programa específico del Ministerio Coordinador de Desarrollo, ellos (GLBTI) tienen su programa. Reiteramos que somos muy respetuosos, no discriminamos a nadie e invitamos a todos a ser parte.

En el documento difundido se dice que uno de los indicadores de resultado del Plan será que el 30% de los adolescentes no tenga relaciones sexuales...

Hemos tomado la decisión de que mientras ese documento no sea oficial, prefiero no hacer mención al documento.

No nos refiramos entonces al documento sino al inicio de la vida sexual de una persona ¿Cuál sería el momento idóneo?

Desde Plan Familia Ecuador es imposible que se determine un momento, nuestro mandato es dar mucha información.

¿Está usted a favor del sexo en la adolescencia o es partidaria de que suceda en el contexto de una institución formal como el matrimonio?

Concibo que la vida sexual activa es tan maravillosa, que cuando un adolescente tiene una vida sexual activa no es un tema solo biológico, es el ser humano en su globalidad.

Es tan importante que lo físico empate con un tema emocional donde queremos que ese joven digan “¡Qué maravilla, estoy recibiendo algo maravilloso, no estoy siendo utilizado!”
No concibo que un adolescente, en esas edades, pueda tomar ese tipo de decisiones, porque todavía no tiene o no encontró al amor de su vida para tener una relación monogámica que es la que conviene.

Cuando hay una vida sexual activa con más de una persona hay tales riesgos, que a ratos no se los menciona por esta otra política de derechos sexuales y reproductivos.

¿Se mantendrá esa política?

Mantendremos una política de derechos y obligaciones. Vamos a hablar de amplios derechos y amplias obligaciones. Para un adolescente el derecho más importante no es el de su salud sexual y reproductiva, debe ser el de estar sano, alegre, prepararse para ser un ciudadano de bien…

¿Se fomentará la monogamia?

Cuando decimos que se promueve la postergación del inicio de la vida sexual, hasta que puedan tomar una decisión madura, pues, al menos en adolescentes, no estamos promoviendo que todas las semanas tengan una relación con una persona distinta.

A Plan Familia se destinarán USD 32 974 397,75 ¿Cómo se distribuirá ese presupuesto?

Esa información salió del documento que todavía no es oficial, entonces cuando ya lo sea buscaremos los espacios para difundir.

Usted integra el Gobierno de la Revolución Ciudadana, ¿se considera revolucionaria?

Siempre me consideré, desde que era jovencita, era de las más peleonas de mi clase, me decían abogada de pobres, me encanta y mi misión de vida ha sido combatir la pobreza, ahora hablo de combatir las pobrezas. No soy política partidista, pero aprecio muchísimo al Presidente.

¿Qué pobrezas combatirá desde el Plan Familia?

Ya estoy combatiendo algunas. Una de esas es que la familia no sea familia, cómo cambiaría la sociedad si la familia viviera mucho mejor todos esos valores, generosidad, solidaridad. ​

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (43)
No (8)