26 de November de 2014 21:08

‘(Sexy) Montañita es Las Vegas del Ecuador’

Alberto Pablo Rivera es uno de los protagonistas del largometraje. También dirigió la cinta que llegará el próximo 5 de diciembre a las salas de cine del país. Foto: Facebook/ Alberto Pablo Rivera.

Alberto Pablo Rivera es uno de los protagonistas del largometraje. También dirigió la cinta que llegará el próximo 5 de diciembre a las salas de cine del país. Foto: Facebook/ Alberto Pablo Rivera.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 1
Indiferente 9
Sorprendido 0
Contento 28
Alexander García

Toda tu vida puede cambiar en una noche. Un fin de semana de locuras en un balneario de la Costa, lleno de situaciones cómicas, la promesa de sexo, fiestas, drogas y alcohol deviene en lágrimas y un drama insospechado. Esa es, a grandes rasgos, la trama de ‘Sexy Montañita’, película ecuatoriana que se estrenará el próximo 5 de diciembre con un alcance de 39 salas comerciales en 21 ciudades del país.

Video tomado de Youtube/ Cuenta: Alberto Pablo Rivera Romero

El actor guayaquileño Alberto Pablo Rivera es uno de sus protagonistas, pero funge además como director, guionista y productor del filme, una comedia irreverente grabada en formato de falso documental. Escribió el libreto a lo largo del 2012 y, al final, filmó la novena edición del guión. El protagonista habló con EL COMERCIO sobre las claves de su primer largometraje.

¿Tenía la necesidad de ir más allá de la televisión?

Exactamente. La televisión es un poco más como un juego diario, se convierte en algo así como ir al gimnasio. La televisión es inmediatista, una fábrica de salchichas en donde no hay tiempo para interiorizar tanto un personaje, como sí lo hay en una obra de teatro que tienes mucho tiempo de ensayo o en una película en la que tienes hasta horas para grabar una escena, porque quieres que quede perfecta.

¿Quería esa oportunidad?

Siempre quise hacer cine, ya había hecho algo antes y quería hacer algo mío. Me preparé en cine y actuación en EE.UU., no estudié guión: no es mi fuerte, pero a menudo me preguntaba por qué no escribir. ¿Por qué tengo que esperar que llegue el guión adecuado, me hagan el casting y todo se sincronice para que yo haga ese personaje? A veces los actores nos cansamos de esperar esa oportunidad y decidí crearla.

¿Cómo nace la idea de filmar ‘Sexi Montañita’?

Empezó como un cortometraje hace casi tres años, a inicios del 2012. En ese momento estaba trabajando como actor y estaba dirigiendo videos musicales y cortometrajes, y siempre tenía ese bichito de escribir algo propio. Escribí el cortometraje y lo iba a filmar con unos amigos y de ahí me aconsejaron convertirlo en largometraje. Y dije: ‘sí claro, ¿pero cuándo voy a poder hacerlo?’. Pero a veces solo toma pensar que lo puedes hacer y empezar, para que suceda.

¿Qué tipo de historia cuenta esta cinta?

Es una historia que quería que sea muy identificable con los jóvenes, pensada en términos de entretenimiento. No es una película que viene a tratar de cambiarte la vida, ni a enseñarte nada. El trasfondo es el de dos mejores amigos, uno muy inmaduro y el otro muy centrado, pero que se está divorciando.

Mike convence a Alan para ir a Montaña a olvidar las penas y se embarcan en una loca aventura. Conocen a una argentina que les gusta a ambos, tienen la fiesta de sus vidas y cuando termina todo, en la madrugada, comienzan a suceder situaciones dramáticas.

Sabemos cómo está posicionada Montañita en el imaginario colectivo. ¿Por eso se escogió al balneario como protagonista?

Lo que pasa en Montañita se queda en Montañita. Es como Las Vegas, (sexy) Montañita es Las Vegas del Ecuador.

¿Le han pasado cosas tan locas en Montaña como las que suceden en el filme?

Me encanta Montañita, me parece que tiene un atractivo único no solamente porque reúne gente de tantas nacionalidades, sino porque es un lugar donde puedes encontrar tu verdadera esencia, ser tú mismo.

En Guayaquil tenemos que vestir y hablar de una manera para encajar con la sociedad. En Montañita al haber tanta diversidad, ese tipo de cosas superficiales no importan. Y esto habla mucho de lo que somos como sociedad… En Montaña puedes hacer lo que quieras, te portas mal y nadie te juzga. Y eso a veces te sirve como un escape.

La gente va a Montañita a ser quien es y no hablo de libertinaje, sino de libertad. Los personajes del filme muestran también su esencia, a nadie le importa: todo se queda allá.

¿Aunque sin pretenderlo, el filme termina como un descubrimiento personal?

Claro, y de descubrimiento social. Estos amigos empiezan a conocer la realidad, la película es como una cebolla y empiezan a descubrir lo que pasa con su amistad. Y mientras profundizan en eso ven lo que sucede a su alrededor y se dan cuenta que han sido títeres de otra fuerza mayor.

¿La cinta es un híbrido?

En principio es diversión, hay comedia y luego se torna en drama y suspenso. Es un tipo de película que no se ha hecho mucho en Ecuador… El IEPI (Instituto Ecuatoriano de la Propiedad Intelectual) nos dice que esta es la primera vez que se hace una película en formato de documental falso, el género de ‘Sexy Montañita’.

Un personaje filma y todo sucede como si hubiera sucedido tal cual, te da esa noción, pero realmente todo es planificado, ensayado en una coreografía entre cámara y actores.

¿Abre otras posibilidades para el cine ecuatoriano

Promuevo la diversidad, soy fan número uno del cine ecuatoriano. Pero el público sí exige un poco de variedad en los temas que se presentan, no podemos presentar siempre películas del mismo corte social.. Hay todo otro mundo de historias por contar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (4)