30 de June de 2010 00:00

El ritmo pegajoso no pasa de moda

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Espectáculos

No importa la edad. Cuando el DJ suelta El meneíto, la gente que celebra matrimonios, bautizos, cumpleaños, graduaciones ignoran la incomodidad de los vestidos y trajes de gala.

Mujeres y hombres se enfrentan en filas para empezar una popular coreografía. De pronto alguien toma el liderazgo y grita cada tanto “la escoba, el champú, el desodorante, el egipcio...” y la coreografía cambia un poco en el movimiento de los brazos, pero todos siguen dando vueltas al compás de la canción.

El tema que apareció en los noventa en versiones de El General y de Gaby tiene ahora hasta grupos en Facebook que confirman su popularidad. El meneaíto nunca pasa de moda es uno de ellos. Hasta ayer tenía 8 025 fans, contra los 22 miembros del grupo Para eliminar El meneaíto de todos los boliches!!!

El meneíto suele estar en un set con otros pegajosos temas como Amarrachán o El baile de la botella, de Joe Luciano; Tic tic tac, de Carrapicho; Mayonesa, del grupo Chocolate o Sopa de caracol, de la Banda Blanca.

El bailarín y presentador de televisión Juan Sebastián López, ‘Juancho’, dirige la academia de baile Fogo Group. Los Fogo Dancers (que hacen coreografías con él) tienen entre 15 a 25, pero dominan los pasos de temas que estuvieron de moda antes de que ellos sueñen siquiera en farrear.

Y para ‘Juancho’, eso no es extraño. “Lo importante de estos bailes es que hacen que la gente en una fiesta se divierta en grupo. Los pasos suelen ser graciosos y es por eso que la gente se divierte tanto repitiéndolos”.

El bailarín considera que para que un tema entre a este grupo necesita primero convertirse en un hit, ya que muchas se lanzan al mercado, pero de pronto desaparecen. Logran mantenerse cuando son una buena combinación de ritmo pegajoso que no pare de sonar en las estaciones de radio, una letra fácil de aprender –tenga sentido o no- y una coreografía sencilla y divertida.

Es por eso que ahora Waka waka, la canción del Mundial de Fútbol de Shakira, está empezando a colarse en este selecto grupo de hits bailables.

Es lo que ocurrió con canciones como Macarena o Aserejé. Estos temas provenientes de España también se suman a la lista de bailes populares latinoamericanos y brasileños.

Estos temas están en el ranking Alltime Track Chart, de mediatraffic.de, que se dedica a hacer listas de hits. Entre los 169 de esta lista, Macarena está sobre temas como Hey Jude, de Los Beatles o I gotta feeling, de Black Eyed Peas. Al tema solo la superan Candle in the wind, de Elton John y I will always love you, de Whitney Houston.

La canción de Los del Río no es precisamente una composición destacada por la profundidad de su letra, que además es repetitiva, pero se convirtió en un hit que suena en el momento más prendido de las celebraciones.

Kevin es un niño de 8 años que apenas ha escuchado Macarena, pero cuando tenía dos años ya cantaba a su manera el estribillo “aserejé, já, dejé, dejebe tu de jebere sebiounouva, majabi and de bugui and de buididipí”, mientras sus primas de 15 años en adelante le enseñaban a bailarlo. El tema de Las Ketchup ocupa el lugar 116 del listado.

Ni el niño ni su familia, que sabe de memoria los pasos, saben que ese sin sentido de sílabas tan contagioso surgió de una adaptación fonética al español del tema Rapper’s delight, de Sugarhill Gang. Cierto o no, eso es lo de menos a la hora de celebrar bailando a su ritmo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)