8 de January de 2014 00:03

Pixies renace entre hechizos y surrealismo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Luego de un silencio musical de más de 20 años, Pixies regresa a la escena musical con letras y sonidos renovados acompañados de una producción audiovisual entre experimental y abstracta.

La banda de Boston reapareció el año pasado con un set de cuatro nuevas canciones recogidas en 'EP 1'. El pasado 2 de enero se publicó el video de Blue-eyed hexe, el primer ­tema de una nueva tanda de canciones recogidas en la segunda parte de su 'nuevo' primer EP, que también incluye las canciones Magdalena, Gre- ens and blues y Snakes.

Grabadas en octubre del 2012, las canciones de 'los nuevos' Pixies fueron producidas por Gil Norton (Foo Fighters, Patti Smith) y están disponibles para su descarga digital en la página oficial de la banda.

Influidos por el punk, el surf rock e incluso por la corriente surrealista del cine de Lynch y Buñuel, el influjo que ejercieron en el florecimiento del indie rock de los años 90 ha sido uno de sus principales legados de esta agrupación.

Blue-eyed hexe es un video que muestra las marcas de esas influencias.

El director Mount Emult adapta la idea de un cuento del noroeste del Reino Unido que habla de una especie de hechicera de ojos azules y que inspiró la letra de esta canción para trabajar en una composición dominada por la imagen abstracta.

Emult, quien también trabajó en las animaciones, se vale de la técnica del stop motion (animación foto por foto) para presentar un collage que muestra, en un juego de textura y color, el poder de un hechizo que conquista y que trastorna el mundo interior.

Las formas son sencillas, fotos antiguas, ilustraciones, trazos monocromáticos y la figura femenina que guía un relato de poder y misterio. También hay elementos ambiguos que dejan abierta la puerta a la interpretación personal.

En el montaje, los aparentemente escasos recursos que se emplean en esta técnica adquieren un ritmo propio bajo el efecto de agudas vocales y potentes rasgueos y distorsiones.

Blue-eyed hexe revela así que, más allá de los intentos, The Pixies aún mantiene su marca de nacimiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)