18 de May de 2010 00:00

La Miss Estados Unidos nació en Líbano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Espectáculos y ANSA

Rima Fakih, de 24 años, se convirtió el domingo en la primera Miss Estados Unidos de origen árabe, y fue coronada en Las Vegas. La nueva reina nació en Líbano.

La joven representará a Estados Unidos en Miss Universo, tras superar a 50 competidoras en el Planet Hollywood Resort and Casino de Las Vegas.

Morena y menuda, creció en Nueva York y estudió en escuelas católicas de la ciudad antes de mudarse con su familia a Dearborn, en Michigan. Ha contado que su familia celebra fiestas católicas y musulmanas.

La victoria de Rima fue saludada como un hecho histórico por Imad Hamad, director regional del American-Arab Anti-Discrimination Committee: “Nos muestra la grandeza de Estados Unidos, el hecho de que todos en este país pueden tener una oportunidad de ganar”.

Según la revista People, en español, entre las 51 concursantes, había siete latinas, pero ninguna de ellas llegó a la final.

Pero la polémica se desató por la respuesta de Morgan Woolard, Miss Oklahoma, frente a la reciente ley sobre inmigración del estado de Arizona. La candidata, que quedó como primera finalista (y reemplazo de Miss USA si fuese necesario), dijo: “Creo enormemente en los derechos de los estados y eso es lo que hace maravilloso a este país y entonces creo que estuvo bien que Arizona creara esa ley. Estoy contra la inmigración ilegal, pero también estoy en contra del perfil racial”.

María del Carmen de Aguayo, directora de Miss Ecuador y comunicadora, que quedaron como las que mejor hablaron. La primera finalista tocó un tema muy difícil, la ley de Arizona, y podamos no estar de acuerdo con su pensamiento, pero contestó bien. Y la ganadora tenía cabello negro, no tenía la nariz perfecta, pero tuvo una muy buena actitud y eso cautivó al jurado”.

Y pese a que en los titulares internacionales se resaltó el que la nueva ‘Miss USA’ sea de origen árabe, para Aguayo eso no responde a temas políticos, sino a un cambio en los cánones de belleza. “El jurado siempre busca algo especial, y que el nivel de belleza de una ganadora se identifique con su origen. En Miss Universo, por ejemplo, los jueces valoran los rasgos propios de cada país”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)