17 de January de 2014 13:15

Colores, exotismo y guerreros en la moda masculina de París

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Una erupción de colores en versión japonesa del hombre del futuro con Issey Miyake o belga con Dries Van Noten, el exotismo de América latina en Louis Vuitton y referencias a ambiguos guerreros con Rick Owens marcaron la jornada del jueves en la moda masculina otoño invierno en París.

Un colorido Dries Van Noten

El creador belga osa hacer vestir a los hombres de rosado, en pantalones, impermeables o un saco cruzado. Tras explotar diferentes matices de ese color pasa al azul, al amarillo y al verde. Asociados a tonos oscuros.

Más allá de los colores, Dries Van Noten propone una gama de prendas muy amplia, con elementos informales (camperas, bermudas amplios, pantalones con remiendos) y otros con cortes más clásicos (sobretodos, camisas, sacos cruzados) muy elegantes. El estilista hace además dialogar prendas que otros no osarían mezclar, como un amplio pantalón negro con un saco de terciopelo muy ajustado al cuerpo.

Ponchos y explosión de colores en la hipermodernidad de Issey Miyake

Tusuke Takahashi dejó que las fuerzas de la naturaleza se expresen en una erupción de colores vivos para su colección de Issey Miyake. "La inspiración me vino de un viaje a la naturaleza salvaje e inocente de Islandia", dijo Takahashi a la AFP.

La explosión de colores y formas aspiran a redefinir "el retrato del hombre del futuro", aunque sea ropa más fácil de imaginar en el universo hipermoderno de Tokio que en otros contextos. A destacar además en la colección la irrupción del poncho -una prenda ya vista la víspera con el belga Walter Van Beirendonck- que el diseñador japonés declinó en tono violeta y azul. "Quise mostrar el poncho en un estilo más arrogante y masculino", comentó.

Look de guerrero ambiguo en la colección de Rick Owens

El norteamericano confirmó su gusto por la provocación, el look agresivo y las tendencias “antimoda” proponiendo una colección donde irrumpió una suerte de versión masculina e indefinida, entre velo islámico y monja cristiana. Sus habituales propuestas minimalistas --por lo general monocromáticas -- versaron esta vez en modelos que oscilaron entre el caballero medieval, el samurai o un combatiente más moderno, jugando con la ambigüedad masculino/femenino. Otros modelos sin mangas de formas más indefinidas se mantuvieron en los cánones más habituales de la marca.

El aventurero elegante de Louis Vuitton en América latina

El hombre imaginado por el británico Kim Jones es un incesante viajero: después de Bután y la travesía de Estados Unidos en colecciones anteriores, viaja ahora por América latina. Hubo referencias a los textiles indígenas andinos en tejidos con rayas finas. A destacar además pulóvers y sobretodos con bandas anchas en un look totalmente azul. La colección puso el acento en la calidad del material, muy lujoso.

Cuando deja de lado el traje, y aún cuando se pone calzado de explorador, el hombre de Vuitton sigue siendo elegante, con magníficos pulóvers, sobretodos y camperas, que probablemente tengan éxito en las tiendas. Sin olvidar la marroquinería: bolsos en damero azul están entre lo más "top" de la temporada.

Damir Doma, para criaturas de la jungla urbana

El joven creador germano-croata basado en París pero formado en Berlín y Amberes presentó en un marco industrial y urbano una colección que definió como “franca y directa”, para vestir a los hombres como él. Los tonos son negros, azul oscuro y marrones, con texturas variadas. “Quiero que la gente vea mi ropa y que tenga ganas de ponérsela” , comentó Damir Doma a la AFP . “Especialmente después de la última temporada, en la que presenté una colección muy neta, precisa, casi clínica. Esta vez traje algo más texturado”. “Soy alguien que vive en una gran ciudad y creo la ropa para gente como yo, y para la gente que me gusta”.

La bohemia versión Yohji Yamamoto

Las colecciones del estilista japonés son a menudo poéticas y melancólicas, y esta vez reincide. Los cuerpos son fluidos, amplios, desmesurados, tanto en pantalones como en sobretodos, o en grandes túnicas que cubren toda la silueta.

Yohji Yamamoto deconstruye la prenda de vestir, colocando cierres y cuerdas en las mangas o en la espalda por ejemplo. Hasta inventa nuevas prendas: ¿es un sobretodo o un vestido? Sus modelos, con barba y pelo largo no se parecen a los de los demás desfiles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)