22 de January de 2014 00:03

'El Buki' y Enrique, románticos perdedores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

De algunas formas, el más reciente videoclip de Enrique Iglesias transporta al espectador hacia otra época, una pasada, pero cargada de romance. Tanto el audiovisual como la letra y música de El perdedor están rellenos de melancolía por los amores idos.

El video busca un formato de película, desde la presentación del tema hasta la introducción de los artistas que lo protagonizan: Iglesias y el mexicano Marco Antonio Solís. Mientras la letra se deja escuchar, las imágenes recrean un salón de baile definido por una estética art deco, donde priman, bajo las luminarias, los colores blanco, negro y rojo, tonos de contraste y de emoción.

Un plano general que presenta la locación y la gente ingresando en ella abre el videoclip. Luego se salta a otra atmósfera, una caracterizada por la penumbra; incluso el plano oblicuo invita a pensar en el conflicto psicológico del artista tras un amor fallido. Quien tercea en esta historia es una bella mujer, la amada distante.

Una vez sobre el escenario, Iglesias pone su voz a los pasos y giros de baile que realizan algunas parejas en una conjunción de tango y ritmos flamencos -que no empatan con la canción-, hasta una secuencia más contemporánea. La coreografía está bien realizada y denota la búsqueda del abrazo y del reconocimiento en la pareja, pero también el desdén, el rechazo y el adiós. Frente a la expresión de los danzantes permanece el gesto de los cantantes, dos 'perdedores'.

En contexto. El perdedor, Loco y I'm a Freak son los temas en los que Iglesias comparte micrófono con otros cantantes como Solís, Romeo Santos y Pitbull, respectivamente. Las canciones serán parte de su próxima producción discográfica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)