4 de enero de 2017 00:01

Yumisaca estilizó el pase del Niño

El artista inició su investigación cultural cuando todavía estudiaba en la U. de Chimborazo. Foto: Ángel Barona/PARA EL COMERCIO

El artista Eduardo Yumisaca inició su investigación cultural cuando todavía estudiaba en la U. de Chimborazo. Foto: Ángel Barona/PARA EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Cristina Márquez
Redactora
[email protected]
(F – Contenido Intercultural)

En el taller de Eduardo Yumisaca, artista plástico e investigador cultural de Riobamba, hay máscaras y esculturas de los personajes del pase del Niño; de la fusión de su afición y sus conocimientos artísticos se inició un emprendimiento.

Sacha runas, payasos, diablos de lata y perros son los protagonistas. “Solo podemos verlos en la época navideña y cada uno cumple un rol. Cada uno es particular y la historia de su origen es apasionante”.

Yumisaca plasmó las características de los personajes en máscaras hechas con materiales rústicos y decorada con tinturas de colores, brillos y accesorios. Las máscaras conservan la esencia original de cada uno de los personajes.

Las obras son solicitadas por coleccionistas, bailarines y aficionados de la fiesta, que es una de las tradiciones religiosas más arraigadas en Riobamba; cuestan entre USD 50 y 120.

Las creaciones de Yumisaca son el resultado de una investigación de siete años, que se inició cuando estudiaba Diseño Gráfico en la Universidad de Chimborazo. La idea surgió cuando un familiar suyo necesitaba una careta. “Mi hermano alquiló un traje de diablo de lata y su careta me parecía tan simple que decidí personalizarla y darle mi toque”.

Así surgió el personaje estrella de su colección, que viste una chaqueta azul con rojo, tiene encajes dorados y lentejuelas, y lleva un sonajero hecho con tapas de botella. La máscara está hecha de lata y luce una trenza de cabuya.

Otro personaje es el Sacha Runa, que tiene un origen intercultural. Según la cosmovisión andina, este representa el espíritu de los páramos y la naturaleza, y también es considerado un ente protector.

El Sacha Runa viste un traje forrado de musgo gris y, en el corso, anima a los espectadores con juegos y bromas. Yumisaca representó esa personalidad y la creencia andina en una máscara pintada con tonos verdes y amarillos.

El perro desfila siempre en compañía del Sacha Runa y su función es custodiar que se respete el orden del desfile. El artista elaboró una máscara decorada con piel de chivo. “El propósito de esta iniciativa es preservar las tradiciones culturales de Riobamba, hacerlas visibles y motivar a la gente a conocer más sobre los personajes que siempre vemos”.

Fabricio Basantes es uno de sus clientes y adquirió la máscara de Sacha Runa que utilizará en Rey de Reyes, este 6 de enero. “Las máscaras de Eduardo se distinguen de las demás y guardan la esencia original de los personajes”,dice.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)