15 de mayo de 2015 17:48

Tres ecuatorianos reviven y analizan su presencia en el Festival de Cannes

Fotografía facilitada por el Festival de Cine de Cannes del cartel de su 68 edición. Foto: EFE

Roberto Aguirre, Estefanía Arregui y Gabriela Yépez son tres de los ecuatorianos que han sido testigos de la fiesta cinematográfica más esperada anualmente. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 4
Desirée Yépez
Redactora (I)

El Festival de Cannes es la cita más importante de la cinematografía a escala mundial. Son aproximadamente 10 días, donde lo mejor del cine se da cita en la Riviera Francesa. Ecuador integra ese circuito, oficialmente, desde 2012.

Paralelamente a la proyección y competencia de filmes por la Palma de Oro, ocurren actividades que giran en torno al negocio del cine. Probablemente una de las más relevantes es el Marché du Film (mercado del cine), un espacio destinado para que productores del mundo entero se conozcan, inicien o cierren negocios.

Roberto Aguirre, Estefanía Arregui y Gabriela Yépez son tres de los ecuatorianos que han sido testigos de la fiesta cinematográfica más esperada anualmente.

Aguirre, de 45 años, no puede contener la emoción al recordar su experiencia en el Marché du Film, en 2014. El productor de programas como Yo me llamo, películas como A tus espaldas, integró la comitiva oficial que representó al Ecuador en el mercado. "Es increíble", dice al comentar que haber estado en Cannes es la experiencia más importante de su carrera, su sueño como productor, oficio en que lleva más de dos décadas.

Según el productor ejecutivo, para estar en ese sistema hay que estudiar su funcionamiento, no es posible correr el riesgo de "improvisar". Eso significa que una vez que se tiene el cupo para estar dentro del Marché, previamente hay que hacer citas a través de Internet, teniendo claro cuál es el futuro que se quiere para el proyecto en marcha.

En el Marché du Film sucede que los productores se encuentran con el fin de ubicar un agente de ventas, distribuidor, coproductor, interesado en un proyecto en desarrollo.

En esa línea, Estefanía Arregui, quien durante dos años consecutivos vivió el Festival (2013-2014), considera que hay que hacer distinciones precisas. "En Ecuador desde el sector de la cinematografía no se diferencia lo que es el Festival de Cannes y lo que es el Mercado de cine". Entonces, que el Ecuador esté en el Marché que sucede paralelamente al Festival significa la oportunidad para que productores presenten sus proyectos a agentes de venta. Y sobre eso, también tiene acotaciones.

Para Arregui, de 27 años, es responsabilidad del Consejo Nacional de Cine, CNCine definir una estrategia clara del objetivo para enviar proyectos ecuatorianos al Mercado de Cannes.

"Quienes van a Cannes deben estar conscientes que se van a un mercado, no al Festival. Los productores deben ir con estrategias claras", enfatiza. También añade que los proyectos que se promocionan deben ir en una etapa temprana de desarrollo, o en post producción, ya que cuando la película está acabada es difícil conseguir un coproductor. Ella es clara al sostener que no todas las producciones cinematográficas deben ir a Cannes.

En esa línea, Gabriela Yépez estuvo en mayo de 2014 en Cannes como productora de la cinta ecuatoriana Sed, de Joe Houlberg. Yépez, de 24 años, indica que la película contó con un 'screening' (proyección) abierto al público. A la presentación se invitó a agentes de venta, distribuidores y programadores para concretar los fines comerciales.

La productora recuerda que la película se presentó el 17 de mayo, el mismo día y a la misma hora en que oficialmente se proyectó la galardonada Relatos Salvajes, del argentino Damián Szifron. "A pesar de la 'competencia' a la sala E del Palais des Festivals fueron personas a quienes no se había contactado, pero al ver la grilla de programación se sintieron interesados y se quedaron a verla".

Video: YouTube, cuenta: PRO_ECUADOR

Si bien el proyecto no consiguió, en ese momento, agente ni distribuidor, se reforzaron vínculos que luego permitieron concretar alianzas en el mercado Ventana Sur, de Argentina, a fines de 2014. Es decir, haber proyectado en el Marché du Film sí fue un referente para el ciclo de post producción del filme.

Frente a eso, Yépez considera que estar en Francia es abrir una puerta hacia otras perspectivas y opiniones en cuanto a la realización.

Como productor, Roberto Aguirre considera que hay que estar preparado para el "monstruo" que puede significar Cannes. "Muchos negocios se hacen en los cócteles, fiestas, en momentos informales" confiesa, pero aclara que hay que concentrarse en cerrar alianzas.

Este 2015, dos proyectos ecuatorianos participarán del Works in progress de Cannes, 'Alba', de Ana Cristina Barragán; y 'Uio sácame a pasear', de Micaela Rueda.

Además, siete productores ecuatorianos representarán al país, María de los Ángeles Palacios, con 'Julio'; José Cardoso, 'Buscando a Wajari'; Sebastián Arechávala, 'Flores negras'; Andrea Moyano, 'Alucina'; José María Avilés 'Donde se esconde el diablo'; Verónica Haro, 'Cuando ellos se fueron' y María Emilia Ronchetti 'Los ángeles no tienen alas'.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)