16 de junio de 2015 13:59

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana exhorta al diálogo

El obispo de la diócesis de San Jacinto de Yaguachi, Anibal Nieto, y el sacerdote Juan Pablo Assiso compusieron el himno oficial de la visita del papa Francisco. Foto: EFE.

La Iglesia ecuatoriana manifestó se alegría por la apertura al diálogo presentada por el Gobierno Nacional. Foto: Archivo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 24
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 8
Betty Beltrán
Redactora (I)

Hoy, 16 de junio, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) hizo público un documento en el cual exhorta a al Gobierno y a la ciudadanía en general a mantener, en forma permanente, el diálogo. Y lo hace tras las manifestaciones que se registraron, por más de una semana, en las calles del país.

El documento dice:

Los Obispos del Ecuador ante la situación del país
La Iglesia, presente en las preocupaciones, gozos y esperanzas del pueblo ecuatoriano, ante la situación del país, se alegra por la apertura al diálogo, único camino posible para encontrar soluciones justas y razonables, porque la violencia, venga de donde venga, es siempre destructiva.

La organización de la Visita, eminentemente Pastoral, del papa Francisco al Ecuador, es responsabilidad propia de la Iglesia.El Papa viene a traernos un mensaje de paz, unidad y esperanza necesarias para construir una sociedad más justa y solidaria en nuestro país. Abramos desde ya nuestros corazones para acoger su mensaje y llevarlo a la práctica.

Los Obispos del Ecuador nos alegramos por la apertura del Gobierno Nacional al diálogo y exhortamos, tanto al Gobierno como a la ciudadanía en general, a mantener en forma permanente este diálogo, porque en palabras del Papa Francisco: “no puede haber paz sin diálogo”. Es, por tanto, importante buscar soluciones que broten del encuentro con el otro, con el que piensa distinto, con quien convive en el día a día en nuestro querido país, y que debe ser escuchado y respetado.

Pidamos a Dios tener un corazón abierto para acoger opiniones diversas y buscar el mayor bien posible, tanto para el país como para cada uno de sus habitantes. Ha llegado el momento de lanzarnos a “esta bella aventura del diálogo”, no perdamos esta oportunidad histórica.

María, nuestra Madre, nos ayude a encontrar caminos de paz y de unidad, buscando juntos el bien común para todos los ecuatorianos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)