12 de junio de 2014 14:25

Ecuador, Argentina, España y Uruguay inscriben nuevas reservas de la biosfera

Sendero en bosque húmedo de Ecuador, mono aullador. Foto: El Comercio

Sendero en bosque húmedo de Ecuador, mono aullador. Foto: El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
EFE
París

Argentina, Ecuador, España y Uruguay inscribieron hoy nuevos sitios a la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Argentina inscribió la reserva de Valdés, que comprende las ecorregiones de la estepa, las colinas, las llanuras y las mesetas patagónicas así como la Península de Valdés, San José y Playa Fracaso, informó la UNESCO en un comunicado.

Además, ese país amplió la reserva Lagunas Oca y Herradura del Río Paraguay, que pasó de 12.000 a 61.763 hectáreas. El sitio ampliado incluye la ciudad de Formosa, la laguna de Herradura, el Riacho Salado y la Misión Laishi, a lo largo del 'Camino del agua', un corredor de biodiversidad y de carácter cultural que se extiende por el río Paraguay y sus afluentes.

Por parte de Ecuador, el registro de la UNESCO dio cabida a la reserva de Bosque Seco, situada en el sudoeste del país y con una superficie de más de 500.000 hectáreas, de las cuales una gran parte está cubierta por matorrales y por los bosques xerófilos más vastos y mejor conservados de todo el país. "La reserva alberga asimismo una de las mayores poblaciones de aves endémicas sudamericanas, y también poblaciones considerables de algunas especies animales emblemáticas, como el cocodrilo narigudo y el mono aullador negro", precisó esa agencia de la ONU.

En el caso de España, se ampliaron dos reservas existentes, la de La Mancha Húmeda y la de Montseny. La primera, designada reserva de biosfera en 1980, abarca una llanura con ondulaciones situada entre 600 y 700 metros de altitud sobre el nivel del mar formada por depósitos de la Era Terciaria, que pasa de 25.000 a 418.000 hectáreas.

En el caso de Montseny, reserva desde 1978, se trata de un lugar ubicado en la cadena prelitoral catalana y presenta un mosaico de paisajes mediterráneos y centroeuropeos con una rica diversidad biológica. Con la ampliación, la superficie del sitio pasa de 30.000 a más de 50.000 hectáreas.

Uruguay, por su parte, integró en esa lista la reserva de Bioma Pampa - Quebradas del Norte, con una superficie de 110.882 hectáreas. "Comprende un mosaico de ecosistemas variados, entre los que figura un bosque primario de selva subtropical" y ecosistemas que incluyen "praderas templadas y constituyen una zona de nidificación importante para numerosas especies de aves" y especies raras de anfibios como el llamado sapo de Uruguay o el de Devincenzi, y también de reptiles como la serpiente cascabel sudamericana.

Se incluyeron también en ese registro de reservas, que cuenta ya con un total de 631 sitios en 119 países, Ohrid-Prespa (entre Albania y Macedonia), Monte Viso (entre Francia e Italia), Sila (Italia), los Alpes de Minami y Tadami (ambas en Japón), Ak-Zhayik y Katon-Karagay (ambas en Kazajstán), Montes de Crocker (Malasia), Brighton y Lewes Downs (Reino Unido) y Monte Chilbo (Corea).

También se ampliaron las reservas ya existentes de Rhön (Alemania) y la del altiplano de Shiga (Japón). Creado a principios del decenio de 1970, el Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO es una iniciativa científica intergubernamental que tiene por objeto mejorar en todo el mundo la relación entre los habitantes del planeta y sus respectivos entornos naturales. Las reservas de biosfera se han concebido como sitios de experimentación para armonizar la preservación de la biodiversidad con el uso sostenible de los recursos naturales, recordó la UNESCO.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)