1 de agosto de 2014 00:00

‘Eco-friendly’ impulsa el uso de ropa amigable con la naturaleza

Carlos Portugal elabora camisetillas hechas con materiales que no son tóxicos. Su ropa ha sido lucida  por la modelo Laura Schinca

Vanessa Godoy tiene una empresa llamada Khia Organic. Se dedica a la producción de ropa orgánica. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 1
Thalíe Ponce. Redactora (I)
thaliep@elcomercio.com

Ser amigable con el me­dioambiente requiere cambiar costumbres de consumo. No solo basta usar la bicicleta como medio de transporte o dejar ciertos hábitos alimenticios. Es lo que creen quienes promueven el llamado ‘eco-friendly’.

Según un estudio realizado por la firma internacional Tetra Pak, en el 2011, los consumidores de todo el mundo están tomando más medidas para proteger el medioambiente.

Este estilo de vida implica ser crítico con todos los productos de uso diario, desde la limpieza del hogar hasta la higiene ­personal, e incluso la ropa.

Para las personas preocupadas por el impacto que pueda tener su vestimenta en el ambiente, existe hoy la alternativa de elegir ropa ecológica.

A primera vista no tiene nada distinto de la ropa común que se encuentra en el mercado. Sin embargo, las diferencias están en su producción y la materia prima que emplean.

Por ejemplo, el algodón orgánico, una de las principales materias utilizadas en la producción de este tipo de ropa, se cosecha de forma artesanal. En su producción se descarta el uso de pesticidas, insecticidas o fertilizantes artificiales.

Este tipo de telas aún no se elabora nacionalmente. Según la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE), la producción más común en el Ecuador es de telas compuestas en un 65% poliéster y 35% algodón. También son comunes las telas 100% algodón (no orgánico), así como las que son mitad poliéster y mitad ­algodón.

Javier Díaz, presidente ejecutivo de la AITE, explica que existen otras telas que se encasillan en la categoría de ecológicas. Menciona el caso de un textil producido por Pintex, elaborado a base de un filamento sintético extraído del reciclaje de botellas plásticas. Con esta tela se elaboran bolsos. Se considera también textiles ecológicos a los que se elaboran con procesos amigables con el medioambiente.

Un ejemplo es la empresa Enkador, que obtuvo la certificación Punto Verde del Ministerio del Medio Ambiente.

Además hay emprendimientos que ofrecen ropa ecológica terminada. Uno de ellos es Am Lat Brand, del guayaquileño Carlos Portugal, quien asegura que importa los textiles de Perú y Colombia. “La tendencia mundialmente va ganando fuerza, en los países vecinos hay una industria más desa­rrollada y esperamos que en Ecuador avance”.

La oferta de Am Lat Brand consiste en blusas y camisetillas. Los diseños son coloridos, con estampados creativos con frases y dibujos que evocan los sitios turísticos del país, como la playa de Montañita.

Para estampar se utilizan tintas ecológicas -elaboradas a base de agua- traídas de Alemania. Am Lat Brand vende unas 100 unidades cada mes.

Pero Portugal señala que a pesar de que la preferencia crece, aún no hay una toma total de conciencia. “Mucha gente considera el factor ecológico como un valor agregado pero no como algo imprescindible para sus compras”.

Otra microempresa que elabora prendas amigables con el medioambiente es Khia Organic, también de Guayaquil. Su propietaria, Vanessa Godoy, dice que la tela que utilizan es de 100% algodón orgánico de Perú.

Elabora trajes enteros para bebés y faldas para niñas. La oferta para adultos incluye blusas, camisetas, shorts, faldas, vestidos y licras. En el caso de las licras, utiliza telas de 90% algodón y 10% spandex, para que la prenda pueda estirarse.

Godoy utiliza también retazos de algodón tradicional. Son residuos del negocio de su madre, que es confeccionista. Con ellos elabora detalles coloridos en la vestimenta que produce.

Para esta emprendedora, uno de los beneficios de la tela que utiliza es su frescura. Destaca también que es biodegradable, suave y que no produce alergias.Las marcas internacionales también han encontrado un nicho creciente para ofertar este tipo de ropa.

En España, las firmas Bichobichejo y Wabi Sabi producen prendas de algodón orgánico. Otras empresas que muestran sus esfuerzos medioambientales son H&M, Top Shop y People Tree.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)