21 de noviembre de 2016 00:00

Dwayne Johnson pone músculos a la idea de lo sexi

Dwayne ‘The Rock’ Johnson fue nombrado por la revista People como el hombre más sexi del 2016. Foto: AFP

Dwayne ‘The Rock’ Johnson fue nombrado por la revista People como el hombre más sexi del 2016. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 12
Redacción Tendencias

Eran atléticos, sí, pero los ganadores del premio de la revista People al hombre más sexi del año no exhibían los músculos fisicoculturistas de Dwayne ‘The Rock’ Johnson. Este 2016 el actor de 44 años se quedó con la distinción, lo cual ha generado una pregunta: ¿qué es un hombre sexi?

La controversia sobre la belleza es tan antigua como la misma civilización: Platón la definía como una vía al amor mientras que Aristóteles, su discípulo, la enfocaba desde la armonía, o sea la debida proporción de las partes con el todo. Pero, ¿quién dictamina que alguien tiene esa “debida proporción”?

La psicóloga Alejandra Morales opina que esa nominación está estrechamente relacionada con los parámetros de belleza actuales, establecidos por personajes influyentes. Piensa que, a pesar de lo subjetivo de los parámetros, en la actualidad a un hombre se lo considera sexi si tiene músculos, si es alto, si exhibe un abdomen definido y si proyecta fuerza.

Alejandra Uzcátegui, asesora de imagen, coincide con Morales al decir que el cuerpo musculoso de ‘La Roca’ jugó a su favor en la elección. “Tiene un cuerpo simétrico: espalda ancha y cintura estrecha. Eso llama la atención”. Y añade como otro ingrediente la forma de llevar su imagen: “es centrado, elegante y nada extravagante a la hora de vestir”.

Un elemento que se agrega es el éxito. Dwayne Johnson, todo pectorales, es el nuevo Stallone y Schwarzenegger, quienes construyeron una imagen a través del cine. Johnson, celebridad en el puesto 19 de las 100 que enlista Forbes, fue una estrella de la lucha libre de fantasía pero las películas le ayudaron a calar de forma planetaria. Desde 1999 no hay año en que no se estrene al menos una cinta con su actuación.

Sus papeles casi siempre fueron de un héroe que surgió desde abajo, de buen corazón, de esfuerzo, gran padre pero capaz de aplastar al enemigo con su puño. Si la imagen corporal es la representación mental del cuerpo, la construcción social se encarga, según la época, de fijar qué es lo sexi. Quizás por el triunfo de Donald Trump conviene alguien apolítico, que no hable ni de ambiente ni de asuntos importantes, que se vanaglorie de ser un hombre de hogar.

¿Ya no cuentan los elegantes Clooney ni los intelectuales Downey Jr. ni los deportistas como Beckham? Por ahora, los pectorales van ganando.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)