26 de enero de 2018 00:00

Un día para hablar de la conservación

Niños del centro Pepe & Mary aprenden conservación en el zoológico de Guayllabamba. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Niños del centro Pepe & Mary aprenden conservación en el zoológico de Guayllabamba. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Isabel Alarcón
Redactora (I)
ialarcon@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Zoológicos, colectivos independientes y organizaciones privadas promueven el respeto hacia los animales y la naturaleza a través de distintas actividades, a propósito del Día de la Educación Ambiental que se celebra hoy, 26 de enero del 2018, en todo el mundo.

En el Zoológico de Quito en Guayllabamba las acciones se centran en que los más pequeños comprendan que los animales silvestres no son mascotas. Sosteniendo a un halcón rescatado en su brazo, Jorge Heredia transmite su mensaje a los visitantes.

Mientras el ave mira a su público con el único ojo que le queda, los niños se interesan por conocer qué causó las heridas en el animal. En ese momento, Heredia les cuenta la historia del halcón y cómo la cacería y la tenencia ilegal de especies afectaron la vida de esta ave y de otros animales que se encuentran en el zoo.

“Los seres vivos no se compran”, les recuerda, mientras los pequeños observan de cerca al animal. Martín Bustamante, director del Zoológico, explica que, a través de un lenguaje comprensible para cada tipo de público, se busca generar empatía hacia la biodiversidad.

Se utilizan recursos como el contacto con los animales de la granja o actividades como la preparación del alimento para los monos, que enseñan a los niños más sobre el comportamiento de la fauna.

La misión es crear experiencias para generar cambios de actitudes hacia el ambiente y conservación de especies que están en peligro, dice Fabiola Carvajal, directora del Departamento de Educación del Zoo.

Otras iniciativas buscan el contacto de los más pequeños con la naturaleza a través de la siembra y el cuidado de las plantas.

Judith Romero, gerenta de Producción de Microfarming, explica que su proyecto de ‘Mi Primer Huerto’ se inició hace tres años con la idea de enseñar a los niños como es el proceso de los alimentos, desde el cultivo hasta la cosecha.

En enero de cada año, a propósito del Día de la Educación Ambiental, el equipo se dirige a las escuelas para enseñarles a mantener una huerta. En esta ocasión, los alumnos de cuatro y cinco años del Colegio Émile Jaques Dalcroze pudieron sembrar tomate cherry, lechuga crespa, albahaca y girasol en los tres minihuertos que mantienen en la institución.

En los siguientes meses, Romero los asesora sobre el proceso de crecimiento y en tres meses cosechan los productos y realizan su “mañana gastronómica” donde los niños reciben un diploma.

Existen colectivos como Cachivachero Ambiental que realizan actividades dentro y fuera de las escuelas. Este grupo se enfoca en fomentar el reciclaje y las prácticas sostenibles en el hogar.

Andrea Ruiz, una de las fundadoras, cuenta que fusionan la educación con el arte bajo el lema “cuando tú haces, aprendes”. Su idea es llegar a toda la familia a través de la música y las manualidades para que comprendan la problemática ambiental.

Zoológico

Para conocer sobre los programas educativos del Zoo se puede comunicar al 2368900, extensión105.

Huertos

El kit para la siembra se utiliza en 25 instituciones educativas. Su Facebook es Mi Primer Huerto.

Redes

Cachivachero Ambiental difunde prácticas ambientales responsables a través de su página de Facebook.

Enseñanza

Existen grupos como la Ratonera del Reciclaje que promueven un estilo de vida sostenible.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)